LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Enamorados como el primer día

¿Cómo preservar el amor?

15/01/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Que el tiempo, la rutina y las presiones no maten su amor. sub

Cuando se está en una relación de largo tiempo no es fácil mantenerse enamorados como el primer día. Muchas veces se olvida cuidar la pasión y la intimidad y nos dejamos llevar por el día a día descuidando nuestra relación. ¿La damos por sentado? En ocasiones, y ese es justo el error que debemos evitar.

Claro que conservar las maripositas del primer día que cruzaron miradas no es factible. El amor evoluciona, se vuelve más maduro y se cambian las maripositas por la intimidad. Sin embargo, esto no significa que el enamoramiento y el romanticismo hayan muerto. Por el contrario, hay que abrazar la nueva etapa y la nueva conexión que han formado y mantenerla tan intensa como la electricidad que los flechó el primer día.

Cómo hacerlo

No se dejen consumir por los problemas. Si se encuentran en una época de crisis lo peor que pueden hacer es ignorarla. Suele pasar que por miedo a un enfrentamiento lo dejen pasar, pero ¿sabes qué? los problemas no desaparecen porque no les prestes atención. De hecho, crecen y crecen hasta que un día explotan pues adquirieron más intensidad. Detén el problema a tiempo, siéntense, platíquen y trabajen en equipo para encontrar la solución que les convenga a los dos.

Dense tiempo para estar a solas por lo menos una vez a la semana. Salgan de la forma que lo hacían cuando comenzaron su relación, dejen brotar todo ese lado cursi que ambos saben que tienen. Hay una regla: nada de hablar de dinero, rutina, trabajo, horarios etc. ¿De qué hablaban en ese entonces? Recuérdenlo y renuévenlo.

¡Bésense! ¿Han olvidado lo rico que era una sesión de besos? Recuérdenla y llévenla a cabo. La primera separación que se da en una relación que lleva mucho tiempo es la física. Cuando comienzan a saludarse con un simple "hola" cada mañana es signo de que hay un problema. Metan los besos a su rutina y nunca se saluden ni se despidan sin un buen contacto de labios. Hazte consciente del contacto físico que tienes con tu pareja y regrésalo a tus hábitos, tómalo de la mano, abrázalo en el cine, acaricia su barba, etc.

No pierdan el interés. Si dejan de platicar de lo que les pasó en el día, lo que les gustó y lo que no terminas estando con un perfecto desconocido. Las personas cambiamos todos los días, crecemos y evolucionamos y para seguir enamorados debemos seguir conociéndonos. De lo contrario comienzan a crecer por separado y pierden los intereses comunes. Todos los días platiquen de lo que sucedió, si es posible háblense a la mitad del día o intercambien mensajes para estar enterados y, sobre todo, interesados de lo que pasa en la vida de tu "otra mitad".

Haz una reflexión de cómo tratas a tu galán. ¿Cuántas veces al día intercambian palabras dulces y sonrisas? ¿Cuántas veces intercambian reclamos o frases agresivas? Una vez que hayas hecho tu cálculo haz conciencia de lo que le vayas a decir cada que hablen. Comuníquense como lo hacían al principio y la magia comenzará a revivir.

Síguenos enFacebookyTwitter.
¿Ya conoces nuestroFan Page de Vivan las Curvas?
CP

Amor, Otros