LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Empieza a tomar más riesgos

Sal de tu zona de confort y conviértete en la mujer que siempre has querido ser.

01/11/2013 | Autor:
Comparte en:

subTodas quisiéramos tomar más riesgos, pero el miedo a fallar no nos lo permite. Con pasión y determinación, puedes llegar hasta donde tú lo desees.sub

Por Beatriz Castillo

Todas pasamos por decisiones difíciles y obstáculos enormes, pero aquellas que toman el camino difícil son quienes triunfan y quienes son recordadas por siempre. No se trata de enfocarse en las pérdidas, sino en las ganancias. Si tienes miedo a perder lo que tienes, nunca podrás obtener cosas nuevas.

Nuestro mundo gira alrededor de la seguridad que tanto trabajo nos ha costado construir. A veces no tomamos riesgos por miedo a salir de esa burbuja de certidumbre. Pero cuando tu corazón te dice que puedes lograr lo que sea y cada latido hace eco en tus ganas de tomar una nueva oportunidad, ¡tienes que tomarla!

Qué hacer
No mires atrás: No importa si has caído una y mil veces, ¡lo importante es levantarte! Vale mucho más haber pasado por todos los obstáculos posibles y seguir en pie, que nunca haber intentado nada por miedo a fallar. El pasado ya está atrás, así que deja de enfocarte en él. Deja de pensar en tu ex, en tu trabajo anterior, en los amigos que se han ido. Concéntrate en el hoy y en el mañana, y deja de compararlos con el ayer.

Sal de tu zona de confort: ¿Te ha pasado que sigues terminando decepcionada en el amor porque siempre buscas al mismo tipo de chicos? Si te sigues poniendo en las mismas situaciones, cada vez obtendrás exactamente los mismos resultados. Olvídate de todo lo que sabes y deja atrás los prejuicios y normas. No es fácil decirle adiós a la seguridad, pero los beneficios son increíbles. Lo importante es que te conviertas en la persona que quieres ser y dejes de pensar que estás predeterminada a ser de cierta forma y que nunca podrás cambiar.

Ve poco a poco: No vas a poder convertirte en una mujer arriesgada y exitosa de la noche a la mañana. ¡Este tipo de cosas toman tiempo! Pero si haces una lista de las cosas que te gustaría cambiar sobre ti o de los obstáculos que la vida te ha puesto y te esmeras en resolverlos de uno en uno, poco a poco comenzarás a notar resultados. Ya sabes exactamente la mujer que quieres ser. ¿Por qué no intentas convertirte en ella?

Ponte retos grandes: Si sigues parada en la base de la montaña simplemente admirándola, nunca llegarás a la cima. Obviamente no es fácil, pero si estás segura de ti misma, no tendrás ningún problema en llegar más lejos. Además de retos y metas fáciles y a corto plazo, tienes que empezar a ponerte metas a largo plazo. Cosas que aparentemente sean difíciles de alcanzar pero que sabes que puedes lograr.

Piensa positivamente: Esto es lo más importante. Si crees que nada te saldrá bien, te estás mentalizando a que así sea. Tienes que creer en ti y en tus sueños, y perseguirlos a como dé lugar. Obviamente habrá momentos difíciles que te harán cuestionar el por qué de tus actos, pero una vez que alcances tus metas, vas a recordar esos momentos como un impulso que te ayudo a llegar más lejos.

sub¿Tomas riesgos?sub

Amor, Otros