VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

El diván del amor

Esta semana hablaremos de cerrar los ciclos al terminar una relación

13/04/2015 | Autor:
Comparte en:

Cuando terminas con alguien a quien amas es complicado cerrar ciclos, más no imposible.

Por Miris Guerrero

El camino al olvido
Hola, hace 5 meses terminé con mi novio, con el duré 5 años. Al principio todo era padre, pero después las cosas cambiaron hasta que nuestra relación se quebró. El problema es que yo sigo insistiendo para que regresemos, pero él siempre me deja claro que ya no quiere nada conmigo porque piensa que le fui infiel, ya que vio unos mensajes en mi cel de que supuestamente yo le ponía el cuerno.
La verdad es que muchas veces yo también le encontré mensajes de coqueteo con otras chavas y creo que más bien sólo fue un pretexto para terminar, ya que discutíamos constantemente y al final nada más nos veíamos una vez al mes. Pero aún lo extraño mucho y no sé qué hacer si a diario me meto a sus redes sociales. ¿Alguna solución? Mil gracias, me encantan sus artículos.
Karla

Querida Karla:

Cuando tronamos con alguien a quien queremos, la verdad es que sentimos que el mundo se nos viene encima, no sólo es cerrar un ciclo y una etapa de vida, sino dejar atrás un buen de hábitos y costumbres, desde las llamadas por la noche o a la hora de la comida, hasta los fines de semana en la que la pasaban juntos. Sin contar lo obvio, que separarte de alguien a quien amas es una experiencia muy dolorosa que a veces le da cañón a tu autoestima y lleva a la inevitable pregunta ¿volveré a enamorarme? de la cual la respuesta es sí, pero no inmediatamente.

Pero fuera de eso, pienso que si tu es galán te ha dejado claro que en este momento no desea volver a estar contigo, deberías respetar su decisión. Especialmente porque si las dos partes no están de acuerdo en intentar seguir con la relación, por más ganas que uno de los involucrados le eche, es muy difícil que el otro cambie su postura. Y peor, termina afectando nuestra autoestima y ocasionándonos unos celos mortales y falta de confianza en nosotras mismas, pues llegamos a pensar que el susodicho sólo está a nuestro lado 'por obligación', sin realmente desearlo, y por lo mismo es más probable que termine siéndonos infiel. Pregúntate ¿para qué quiero estar con alguien que ya no desea estar conmigo? ¿Sería satisfactorio retenerlo a la fuerza?

Lo más recomendable es que ahorita te concentres en ti misma, suena duro y a veces es complicado, pero a la larga es beneficioso para tu mente y cuerpo pues acuérdate que muchas veces acabamos somatizando el dolor. Trata de no stalkearlo, pues mentalmente no es sano para ti que continúes siguiendo cada paso que da, ya que esto sólo te fomentará dolor y resentimiento, pues poco a poco, al notar que el chico continúa con su vida 'como si nada', nos sentimos peor y luego hasta comenzamos a generar coraje. En la medida de lo posible, evita ver sus redes y cada vez que sientas la tentación, piensa en el modo en el que él te trató y que tu esfuerzo de 'x' días sin ver sus redes, se irá al garete por un instante de tentación.

Aprovecha este tiempo para volver a hacer cosas que te gusten a ti, recuperar viejos hobbies, remodelar tu recamara, tomar clases de algo que te lata, practicar algún deporte o salir con tus amigas. Al principio será difícil, porque seguro no tendrás ganas de hacer nada, pero hazlo por ti y con el objetivo en mente de volver a estar bien; y poco a poco te darás cuenta de que te sientes mejor. No te desesperes, es un proceso y todo lleva su tiempo, ve a tu ritmo. ¡Mucho ánimo!, de verdad, comenzar a aceptar que nuestra situación cambió y que las cosas no volverán a ser como antes, requiere mucho esfuerzo, pero a la larga vale la pena, por ti.

Si tienes algún problemas relacionado con el amor, escríbenos a [email protected]