LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

¿El amor debería ser tu prioridad?

¿Qué pasa si él es tu prioridad, pero para él sólo eres una opción?

15/01/2014 | Autor:
Comparte en:

Cuando amamos a alguien, es natural convertirlo en una parte muy importante de nuestra vida. Pero, ¿debería ser una prioridad? ¿Qué pasa si él no hace lo mismo por ti?

Por Beatriz Castillo

Aunque no nos demos cuenta, la mayoría de los problemas de pareja comienzan cuando una persona deja de ver a la otra de la misma forma que él o ella. Cuando menos te lo esperas, ya cambiaron sus prioridades y empiezan a caminar en direcciones contrarias.

Piénsalo. Si tú dejas de darle la misma importancia que él a ti, pueden surgir problemas relacionados a casi cualquier tema. Por eso surgen infidelidades, discusiones, celos o cualquier otro pleito que te imagines.

Cuando estamos enamoradas, no podemos evitar abrirnos completamente con él y darle la bienvenida a nuestro corazón con los brazos abiertos. El problema llega cuando él no hace lo mismo. Esto puede suceder tanto en las primeras etapas de una relación, como en parejas de más tiempo.

Por ejemplo, en las parejas que están empezando a salir es bastante común que lo veas como una prioridad, cuando para él, simplemente eres una opción. En una relación ideal debería existir un balance entre lo que damos y recibimos, pero rara vez sucede esto.

De hecho, es bastante difícil darse cuenta de que esto te está sucediendo. Incluso puedes dar más con la esperanza de que él haga lo mismo en algún momento, pero esto suele terminar en decepción. Estás esperando algo que nunca sucederá y sólo terminas frustrada por los resultados.

Las relaciones sólo funcionan cuando existe balance en el amor. Si sientes que eres la única que se está esforzando por su vida de pareja, tal vez sea momento de salir de ahí.

Para darte cuenta del nivel de prioridad que cada uno de ustedes tienes, analiza las expectativas que tienes sobre él. Si sueles esperar lo mínimo de él y ni aun así cumple con lo que esperas, significa que él te está dando por sentada.

Ése es justamente el problema. Cuando estamos con alguien, dejamos de esforzarnos. ¿Para qué hacerlo? ¡No se va a ir a ninguna parte! Pero después de un rato, nos damos cuenta de que algo está mal y empiezan a haber problemas. Él deja de pensar en tus sentimientos y de pronto, las cosas ya no son como antes.

Si comienzas a sentir que él ya no te da tanta importancia y que no eres su prioridad, ¿para qué seguir con él? Estas relaciones sólo te hacen daño y te desgastan. ¿Por qué no convertirte a ti misma en tu prioridad si él no lo hace?

¿Cuál es tu prioridad actualmente?

Amor, Otros