LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

De la moda lo que te acomoda, ¿y del amor qué?

Te decimos unas reglas simples para que nadie rompa tu corazón.

16/04/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Muslos y caderas de tentación y con pantalones entubados, no va. Delgadísima con ropa ultra ajustada, no va. Morenas con el pelo rubio platinado, perdón Nicky Minaj, no va. De la moda tenemos muchas reglas, pero del amor, ¿dónde están las reglas del amor? sub

Por: MaríaIsabel Mota / @MariaIsabelMota

Dicen que para amar a alguien más primero te tienes que amar a ti mismo. Y el consejo parece fácil de seguir, a final de cuentas te amas, ¿no? Para eso trabajas y te compras lo que te gusta y vas a los conciertos de tus artistas favoritos, ¿no? Pero para decidir qué cosas te gustan y en cuáles gastas, tuviste que pasar por un proceso largo de autoconocimiento. Ese mismo proceso es el que te lleva a decidir cuál es el amor a tu medida, el amor que puedes recibir y dar.

Más que amarte a ti mismo, tienes que tener claro qué te puedes dar a ti misma. Analiza cada punto y descubre cómo estás atendiéndote y queriéndote. Así podrás saber cuál es el amor a tu medida.

Checa esto:
Salud. ¿Cuándo fue la última vez que fuiste al doctor? ¿Has atendido esos dolores de cabeza que te dan todas las mañanas? Recuerda que si tu cuerpo no está siendo atendido, difícilmente podrás ayudarle a tu amor cuando él se enferme.

Trabajo. ¿Eres feliz en tu chamba? ¿Te llena, te reta? ¿Ganas lo que mereces? El trabajo es la mayor fuente de inspiración creativa y también la tarea a la que le dedicamos al menos 8 horas activas de nuestro día. Si tu empleo actual no te hace feliz, esas 8 horas se irán contigo a tus horas libres.

Economía. ¿Cómo están tus deudas? ¿Qué tan estresada vives con ellas? ¿Tienes un plan para solucionarlas? El dinero es la segunda razón más frecuente en las causas de divorcio. Recuerda que tu independencia económica es una de las columnas principales de tu libertad y ayuda a que tu autoestima se alimente.

Relaciones familiares. Si tienes pendientes con tu familia, si hay cosas que no has resuelto con tus papás o hermanos, cada uno de esos huecos emocionales pueden llenarse con el amor que tu pareja te da. Y eventualmente no será suficiente. Cuida el amor de pareja sanando tus relaciones familiares.

Autoestima. El amor que otro te da suele confundirse con el sentido de vivir, con las ganas de seguir adelante. Nunca olvides que lo único que necesitas eres tú. Comprométete contigo, en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad y entonces podrás comprometerte con alguien más.

sub Recuerda que por romántico que sea conocer a alguien en el peor momento, las bases para un amor sano pueden no estar presentes. sub
AGL

Amor, Otros