LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cómo cuidar tu relación

Si descuidas tu relación, puedes destruirla más rápido de lo que crees.

06/01/2014 | Autor:
Comparte en:

El problema es que vemos el amor como una meta y no como una carrera. Se trata de seguir corriendo juntos, no de llegar a la recta final y dejar de esforzarse.

Por Beatriz Castillo

¡Tener una relación no es tan fácil como parece! Si eres como yo, a menudo te preguntas si estás haciendo las cosas bien o si podrías haber hecho algo que ponga en peligro tu relación sin darte cuenta. Y todo se reduce al miedo a perder lo que tenemos.

Obviamente quisieras hacer todo lo posible por lograr que tu relación funcione, pero no es tan sencillo. Nos dejamos llevar por cualquier otra distracción y de pronto, las cosas ya no son iguales. No se trata de ser la mujer perfecta, sino de entender que toda relación requiere trabajo de ambas partes. Tampoco se trata de que sólo tú trabajes por su relación, sino de que aprendan a funcionar como un equipo.

Es como si por fin tuvieras todo lo que habías estado buscando y sin darte cuenta, todo desapareciera de la noche a la mañana por no cuidar lo que tenías. Es un sentimiento bastante aterrador, especialmente si todo va bien con tu pareja. Como todo va increíble, nos confiamos y dejamos de darle prioridad a nuestra vida de pareja. A final de cuentas, si todo está bien, ¿para qué cambiarlo? Y ése es justamente el momento en el que dejamos de esforzarnos.

Qué hacer
Ser y estar. Es muy diferente ser una pareja y realmente estar juntos. Cuando estás con él, ¿sigues contestando todas las notificaciones de tu celular? ¿Pones más atención a lo que sucede a tu alrededor que a la conversación con él? Esto podría parecer algo natural, pero poco a poco comienza a destruir nuestra relación. A veces creemos que podemos hacer todo a la vez, pero esto nos lleva a hacer cada cosa a medias. Mejor enfócate en una sola cosa y deja lo demás para después.

Apoyo. ¿Qué lo apasiona? ¿Cuáles son sus sueños y metas a largo plazo? Piensa en todo lo que quisiera lograr y aprende a apoyarlo en ello. Está bien querer mantener un poco de independencia en una relación, pero también es necesario caminar juntos en la misma dirección.

Amistad. Obvio ya son más que amigos, pero eso no significa que ya no puedan pasarla bien. A menudo dejamos de lado la parte amistosa de una relación y sólo nos enfocamos en lo romántico, pero la mayoría de las parejas que funcionan y que duran para toda la vida, lo hacen porque su relación está firmemente basada en amistad.

Peleas. Honestamente, todas las parejas tienen pleitos. Y no se trata de no pelear, sino de saber hacerlo. Encuentren la fórmula que les funcione y comuniquen todo lo que piensan y sienten. No dejen que un par de problemas se pongan en el camino de su relación y busquen la manera de resolver los conflictos fácil y eficazmente.

Tecnología. Aunque no lo creas, la tecnología puede destruir relaciones, así que debemos aprender a relacionarnos con nuestra pareja de una manera adecuada. No sirve de nada pasar todo el día revisando quién le comentó una foto o a qué le dio "me gusta". Están juntos en la vida real y eso debería ser lo único que importa. ¡No dejen que Facebook los separe!

¿Cómo cuidas tu relación?

Amor, Otros