LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cómo confesar una infidelidad

La verdadera pregunta es: ¿Deberías hacerlo?

21/01/2014 | Autor:
Comparte en:

Si estás cargando demasiadas culpas e incluso te cuesta trabajo verlo a los ojos porque sabes que hiciste algo malo, tienes que hacer algo al respecto lo antes posible.

Por Beatriz Castillo

Confesar algo malo nunca es fácil. De hecho, antes de hacerlo deberías pensar si es lo correcto, ya que podrías causar más daño del que te imaginabas. El problema es que hay cosas que sencillamente tenemos que decir.

No importa si te dejaste llevar por un veloz momento de pasión o si es algo que habías estado planeando durante bastante tiempo. Una infidelidad definitivamente puede hacerte sentir peor de lo que pensabas.

La culpa que sientes está ahí porque sabes que hiciste algo que podría ponerle fin a tu relación. Incluso si tuviste muchísimo cuidado, siempre existe la posibilidad de que se entere. ¡Las opciones son infinitas!

Y justamente eso es lo que te hace sentir mal. Confesar una infidelidad es algo bastante valiente de tu parte, ya que demuestra que estás dispuesta a aceptar tus errores y a hacer lo necesario para solucionarlos.

De hecho, la confesión no tiene nada que ver con el curso que tome tu relación después de hablar con él. Si estás lista para contarle lo que hiciste, es porque aceptas ambos destinos seguir juntos o terminar la relación y porque estás totalmente convencida de que lo amas.

Lo primero es elegir el mejor momento para confesar lo sucedido. Obviamente no sería una buena idea hacerlo cuando estén pasando por otros problemas, ya que podrías empeorar aún más la situación y todo podría terminar. Pero tampoco seas hipócrita con él. No lo trates especialmente bien para suavizar las cosas porque podría parecer que estás intentando jugar con su mente. Además del momento, tienes que pensar en el lugar. Obviamente, un lugar público queda totalmente descartado.

Ya sabes lo que tienes que decir, pero tienes que trabajar en la manera en la que lo dirás porque no quieres mandar un mensaje equivocado. Cuando decidas confesar, tienes que prepararte para ser muy clara sin tener que darle todos los detalles, ya que esto lo lastimaría. Aun así, tienes que estar lista para contestar sus preguntas honestamente, pero con mucho cuidado de no herir más sus sentimientos.

Confesar es un acto de valentía y amor, especialmente si no había manera de que él se enterara de lo sucedido. El problema es que el destino de la relación no depende de ti. Lo único que puedes hacer es disculparte y pedirle que vuelva a confiar en ti, pero de ninguna manera puedes obligarlo a quedarse contigo.

¿Confesarías una infidelidad?

Amor, Otros