LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cómo aplicar la 'Ley del hielo'

A veces es mejor no decir nada.

29/10/2013 | Autor:
Comparte en:

subNo simplemente se trata de dejar de hablarle a tu pareja, sino de lograr que la Ley del Hielo ayude a su relación.sub

Por Beatriz Castillo

Cuando nos enojamos, es muy difícil encontrar las palabras adecuadas para expresar lo que sentimos. En lugar de explicar lo que estamos pensando, pareciera que nuestro cerebro automáticamente elige las peores palabras posibles.

Cualquiera que haya estado en una relación ha pasado por algo similar. Estás tan enojada que simplemente eliges alejarte y dejar de hablar con él. La duración del silencio puede ser desde horas, días o incluso semanas, en los peores casos.

El problema es que cuando le aplicamos la 'Ley del Hielo' a nuestra pareja, solemos ponerle un obstáculo a nuestra relación. No estamos dejando que sepa qué es lo que nos molestó y esto puede causarle mucha confusión. Obviamente tú tienes el poder, pero si no le dices lo que está pasando, él no tiene la opción de dejar de hacer aquello que te molestó. Si no hay comunicación, es muy difícil que exista confianza.

La clave está en saber utilizar la 'Ley del Hielo'. ¿Qué se hace cuando ambas personas están seguras de que tienen la razón? En una buena relación, no importa de quién es la culpa. Ambos deben decirle adiós a su ego y esforzarse por solucionar la situación. ¡Aún cuando no sea tu culpa!

Lo mejor es no dejar que esto dure demasiado. Si viven juntos, una buena regla es no permitir que dure más de una hora. Tómense el tiempo de organizar sus ideas pero sean conscientes de que al no discutir sus problemas, están afectando su relación. Si aún no viven juntos, no deberían dejar que el problema dure más de un día.

Siempre es mejor decirle a tu pareja exactamente lo que está sucediendo. Si simplemente no tienes ganas de hablar con él, dile que necesitas un poco de tiempo para ponerle orden a tus pensamientos. ¡Pero dile algo! En cuanto te sientas más tranquila, habla con él.

Pero no tardes demasiado en decirle lo que está pasando. Entre más tiempo tardes en volver a hablarle, más daño le estarás haciendo a su relación, pero sobre todo a él. No importa si te lastimó o si te sientes demasiado enojada. Si prefieres seguir hiriendo los sentimientos de tu pareja que decir lo que estás pensando, no estás utilizando correctamente la Ley del Hielo.

Amor, Otros