vivanlascurvas.home.problemas-de-ser-curvy-con-senos-pequenos

Veintitantos

Problemas de ser curvy con senos pequeños

La talla extra y los senos grandes no siempre van de la mano.

Autor: 
Mairem Del Río
Pinterest
06 Ene 2017
Categorías: 
Vivan las curvas

Es común pensar que la talla extra y los senos grandes van de la mano, que son un combo natural. Incluso hay quienes dicen que lo mejor de las chicas curvy es que seguro tienen una delantera voluptuosa, pero no se imaginan lo equivocados que están.

 

Es verdad que la mayoría de las chicas con curvas pueden presumir de unas boobs generosas, pero en todo hay excepciones. Los traseros planos y los pechos pequeños no son exclusivos de las mujeres delgadas, también las ‘chubby’ podemos tenerlos.

 

Las curvy de senos pequeños no sólo existimos, sino que sufrimos el doble, pues además de no encajar en el canon estético de la delgadez, tampoco llenamos las expectativas de poseer unos pechos exuberantes. Nos vemos y sentimos desproporcionadas y nos tenemos que bancar burlas o preguntas molestas (“¿Por qué si eres gorda tienes las tetas tan pequeñas?”).

Problemas de ser curvy con senos pequeños

 

Aunque parezca una tontería, es un tema que nos trae muchos problemas:

 

1. Ropa que no ajusta

Este es el peor de todos. Cuando compramos una simple blusa no le atinamos a la talla: la que te ajusta bien en la espalda y brazos, queda floja del frente, y las que quedan perfectas del pecho te aprietan el resto del cuerpo. Y ni hablemos de todos los vestidos que no puedes usar porque los tirantes te quedan enormes o el escote está hecho para alguien que sí pueda llenarlo, ¡no hay forma de ganar! Obvio terminamos gastando una fortuna para que el modista ajuste cada prenda.

 

2. El reto del ‘bra’

Es toda una misión encontrar sujetadores de talla grande y copa pequeña, hay pocos y la mayoría son feos. Por supuesto los brasieres con relleno y los push-up son indispensables en nuestro armario, porque ayudan a que un escote que normalmente no llenarías se vea perfecto, ¡un milagro!

 

3. Los bikinis

Enfundarte en un bikini siempre es problema cuando eres plus size, pero todo se complica cuando además tus boobs están desproporcionadas con el resto de tu cuerpo. Tienes que buscar las piezas por separado, porque si vienen en conjunto hay dos opciones: si el bra es de tu talla, te aprieta el trasero, y si te ajusta bien de abajo, tus pechos quedan bailando. Y lo mismo pasa con los trajes de baño, en especial si tienen copa preformada.

 

Problemas de ser curvy con senos pequeños

 

4. La gente y su impertinencia

Las personas siempre tienen algo qué decir de tu apariencia, pero en nuestro caso además de los comentarios sobre el peso tenemos que aguantar que hablen de nuestros senos: “¿Por qué usas escote si tienes las tetas tan pequeñas?”, “Usar brasier con relleno es como mentirte a ti misma”, “Yo que tú me operaba las tetas”. Lo mejor que puedes hacer es ignorarlas, mientras tú estés cómoda que digan lo que quieran.

 

No todo es malo

 

Admitámoslo, por más que nos quejemos de nuestros senos pequeños también tiene sus pros: no hay dolores de espalda, recibimos muchas menos miradas lujuriosas e incómodas, podemos andar sin brasier y no se nota, usar blusas strapless y correr sin que reboten.

 

Los pechos son como los hermanos: puedes pasar la vida quejándote de ellos, pero en el fondo los amas y no los cambiarías por nada.

 

 

 

 

Horóscopos

Botón de suscribirte