vivanlascurvas.home.el-dificil-proceso-de-aceptar-tu-talla

Veintitantos

El difícil proceso de aceptar tu talla

No te acomplejes por tus curvas, son únicas. 

Autor: 
Mairem Del Río
We Hear It
09 Ene 2017
Categorías: 
Vivan las curvas

Todas las que tenemos un cuerpo generoso hemos pasado por esa época de negación, cuando preferimos pensar que ocupamos una talla más chica de la que en realidad somos, pero el primer paso para respetar tus curvas es justo aceptar tu verdadera talla.

 

Seguro más de una vez has pasado por la experiencia de llegar a una tienda, elegir varias prendas de la talla que crees que eres y probártelas para darte cuenta de que no entras o te aprietan, ¿acaso están haciendo la ropa más chica? ¡No! La realidad es que es muy difícil aceptar que necesitas una talla más grande, en especial si vas de compras acompañada o cuando una empleada te pregunta “¿quieres que te la traiga en extra grande?”, en voz alta en medio del probador.

 

El reto de aceptar el tamaño real de tu cuerpo no es sencillo de superar, pero hay algunas cosas que puedes hacer para aprender a respetar tus curvas, amarlas y darles su lugar, tanto metafórica como físicamente.

 

 

1. Prueba primero las tallas más grandes

Si no te sientes segura de tu talla real, lo mejor es tomar prendas de la talla que crees que eres y otras una o dos tallas más grandes. No temas visitar la sección de tallas extras. Ponte primero las más grandes y ve de más a menos. Eso te ahorrará tiempo y frustración, y te dará cierta satisfacción llevarte algo más pequeño de lo que esperabas.

 

2. No uses ropa más chica

Aunque esos jeans te encanten, no insistas en meterte en una talla que no es la tuya, pues sólo lograrás acentuar las llantitas, verte desproporcionada y sentirte incómoda. Busca los que te ajusten bien, sin importar el número en la etiqueta, recuerda que las prendas pueden venir más amplias o reducidas según la marca.

 

3. Sé honesta contigo misma

Quizá no vayas por la vida diciéndole a todo el mundo tu talla, pero es importante que tú lo sepas y lo aceptes. Párate frente al espejo, conoce tu cuerpo, su tamaño y formas, y a partir de ahí elige la ropa que te favorezca y te haga sentir bien.

 

Amar tus curvas es un proceso de varias etapas, vívelas y aprende de cada una.

Horóscopos

Botón de suscribirte