la-ex-perfecta

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

La ex perfecta

¿De verdad es tan hermosa como parece?

iStock
26/06/2015 | Autor: Aydeé Treinta
Comparte en:

A muchas mujeres les impone el hecho de que las ex novias de sus parejas sean más guapas o más delgadas que ellas... Ustedes me escriben mucho preguntándome cómo reaccionar cuando conoces a la ex de de tu hombre y ves que ella es guapísima o que tiene tremendo cuerpo 90-60-90. Lo que no me hace mucha gracia, es que me dicen que se sienten menos comparadas con ellas, eso no está bien en mi opinión y de eso vamos a hablar en esta ocasión.

Estas chicas plus, XL o curvy se preocupan mucho por las ex, a las que consideran más guapas que ellas, sin pensar que de verdad si sus parejas las eligieron fue por algo; además se demeritan al decir que son más guapas que ellas. Hubo un caso que conocí muy de cerca: era la mamá de mi ex novio, era una señora muy guapa y muy delgada que siempre estaba a dieta (a mí me alucinaba por mis kilos de más pero esa es otra historia) y siempre estaba al pendiente de cómo lucía.

Tenía mucho estilo al vestir y arreglarse, siempre lucía hermosa pero por dentro no lo era tanto, era muy déspota y trataba a su marido como si fuera su sirviente, él tenía que estar al pendiente de cada capricho de ella; siempre decía que su marido era muy afortunado de tener a una mujer tan guapa, qué lo hacía lucir siempre bien en todos los eventos. Ella se consideraba como un trofeo para él y sí, sí lo era, pero tenía un carácter terrible siempre estaba de malas y no había modo de que su esposo pudiera tener una tranquila conversación con ella.

El señor, que trabajaba en una oficina, se empezó a involucrar con una señora que era totalmente lo opuesto a su esposa. No era delgada para nada, pero siempre estaba de buenas, muy sonriente y alegre, tenía mucho tema de conversación y siempre andaba muy coqueta pero no se obsesionaba, si era necesario dejar el glamour con gusto lo hacía. Se iban a comer al parque y se sentaban a platicar mucho tiempo. Entonces el papá de mi ex novio obviamente se involucró con ella porque pasaban demasiado tiempo juntos en el trabajo y la pasaban muy bien, la mamá nunca se imaginó que su marido tendría un romance extramarital con alguien de su trabajo porque a todas las mujeres que trabajaban ahí las consideraba inferiores, sí, se oye fuerte pero esa es la verdad, así decía la señora que todas eran puras señoras viejas y pasadas de kilos.

Cuando el papá de mi ex le solicitó el divorcio ella, obviamente, puso el grito en el cielo; pero cuando de verdad de verdad colapso fue cuando se enteró con quien andaba su marido. Ese día estaba yo en su casa porque obviamente él estaba muy triste por las peleas de sus papás y me tocó oír como gritaban y ella le decía “¡No puedo creer que me dejas y que me dejas por esa gorda! ¡Hasta dónde llegas, jamás te lo perdonaré! Jamás te perdonaré que te vayas con esa”. El señor simplemente le contestó “Es una hermosa mujer y el hecho de que sea gordita no impide que me guste físicamente y también me enamoró su carácter."

Se separaron y se siguieron llevando pésimo, la señora jamás le perdonó que hubiera preferido a esa mujer 'pasada de kilos' en vez de a ella. Cuando mi ex comenzó a convivir con lanueva esposa de su papá, reconoció que la señora era adorable y que con razón su papá se había enamorado de ella. A mí se me hizo muy fuerte que dijera eso pero era cierto y eran una pareja tan dispareja pero tan feliz que todo mundo los veía con agrado más que con sorpresa. Ell señor era muy delgado y no muy alto y ella era grandota, de curvas muy grandes y no tenía el más mínimo problema en lucirlas cada que se iban de vacaciones, mucho tiempo vivieron una luna de miel que parecía eterna.

Ahí fue cuando yo aprendí que nosotras las mujeres también tenemos mucho que ver en el amor o en el desamor que nuestras parejas sienten por nosotras y que en esas cosas de la atracción ser más delgada no te hace el gran partido, lo que hace que tú seas un gran partido es tu forma de ser, tus sentimientos, tus ideas y tu sensualidad. Así que si ese hombre te escogió fue por algo y por algo ya no está con esa guapa y delgada mujer, no tiene caso que te tortures pensando en eso ahora porque él está contigo o quiere estarlo y eso es lo que cuenta, el pasado ¡pasado es ya!  :)

Comparte en:

Notas relacionadas