vivanlascurvas.yoamomiscurvas.chicavvlc.las-preguntas-mas-incomodas-que-le-puedes-hacer-una

Veintitantos

Las preguntas más incómodas que le puedes hacer a una curvy

¡Nunca lo hagas!

Autor: 
Mairem Del Río
We Heart It
27 Dic 2016
Categorías: 
Vivan las curvas
Yo amo mis curvas
Chica VVLC

 

Junto con las fiestas decembrinas llegan las reuniones familiares, con todo y su carga de reencuentros, felicitaciones y muchas preguntas incómodas. Nunca falta quién haga preguntas fuera de lugar, ¡ojo, estas preguntas nunca deben hacerse a nosotras las curvys!

Amar tu cuerpo: cómo cumplir este propósito de año nuevo

 

Por eso aquí te dejamos las preguntas más incómodas que le puedes hacer a una chica curvy y porqué no debes hacerlas.

  • ¿Cuánto pesas? / ¿Qué talla eres?

Está fuera de lugar en cualquier momento y con cualquier persona, es algo que nunca debes preguntar por sentido común. Esto casi nunca se le cuestiona a una persona de peso promedio o delgada, pero cuando tienes algo de sobrepeso la gente cree que el tamaño de tu trasero es un buen  tema de conversación, y no pueden estar más equivocados.

 

  • ¿Comes mucho? / ¿Cuántas veces comes al día?

Es el tipo de pregunta que lleva un juicio implícito, en primera porque a nadie deberían importarle tus hábitos alimenticios, y en segunda porque sólo con decirlo pareciera que la gente asume que tu peso es producto de comer mucho, y a veces no es así. Si respondes puedes acabar en un largo debate sobre todo lo que está bien o mal en tu alimentación, así que puedes responder amablemente “como lo suficiente”, y darte la media vuelta.

  • ¿Haces ejercicio?

Otra pregunta que ya da por sentado que tienes una vida sedentaria y no te cuidas. No importa si les enlistas todo lo que haces en el gym o sacas tu colección de medallas de maratones, te dejan con la sensación de que no te esfuerzas lo suficiente.

  • ¿Estás a dieta? / ¿Te vas a comer todo eso?

Esta pregunta es como un balde de agua fría, porque la gente es tan oportuna que te la hacen justo cuando estás disfrutando tu platillo favorito, o peor: ¡tu postre! Si les dices que sí, te miran con cara de “pues no se nota” (o te lo dicen directamente). Y si les dices que no, sabes que estarán pensando “pues deberías”. El punto es que te sientes criticada sólo por comer, y esa es de las peores sensaciones que puede haber.

 

5 looks espectacularespara lucir tus curvas en estas fiestas

 

  • ¿Dónde consigues tu ropa?

Sí, sabemos que es todo un reto encontrar ropa linda de tallas extra, pero poco a poco las marcas están haciendo ropa más grande para este importante segmento. Si quieres responder de forma directa y sincera, explícales que la encuentras en el mismo lugar donde todas las mujeres compran su ropa: en las tiendas.

  • ¿Y no has probado bajar de peso con…? 

Termina la frase con el tratamiento, producto milagro, medicamento, dieta o ejercicio que quieras. Esta pregunta es el previo para que te suelten un montón de consejos y recomendaciones, o te cuenten su historia personal de éxito. A veces, después de explicarle todo lo que ya has intentado (y descartado), conviene escucharlos para ver si tienen algo interesante que aportar. Aún así no deja ser incómodo.

  • ¿Es difícil para ti conseguir novio? / ¿No te da pena desnudarte enfrente de un hombre?

Estas son la más invasivas de todas, porque se van directo a escarbar en tu intimidad, y eso puede ser muy molesto. Muchas veces la pregunta se siente malintencionada, porque sabes que sigue un discurso de cómo tu peso arruina tu vida amorosa. En el mejor de los escenarios sólo se sorprenden de que tengas pareja o de que lleves una vida sexual activa y plena. 

 

Comparte esta nota para prevenir sutilmente a tus conocidos e informarles que las eviten, o por lo menos para ir pensando algunas respuestas inteligentes que te ayudarán a sortear las preguntas impertinentes.

Otras Galerías

Botón de suscribirte