leer-disminuye-los-antojos-comprobado-por-la-ciencia

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Leer disminuye los antojos, comprobado por la ciencia

¡A desempolvar libros! 

Leer disminuye los antojos, comprobado por la ciencia
Shutterstock
28/05/2018 | Autor: @20s
Comparte en:

Sin duda, cuando uno decide llevar un estilo de vida más sano, lo que sufre el mayor recorte es la ingesta de postres y antojos dulces. 

¡Pero es tan difícil! 

Afortunadamente la ciencia ha descubierto una nueva herramienta muy entretenida que te ayudará a contrarrestar esos ataques de ansiedad que solo se tranquilizan con un chocolate: leer libros de ficción. 

¿KHÁ?

Sí. De acuerdo con Liz Moody en su nuevo post publicado en MindBodyGreen, mientras que la meditación se ha convertido en una fuerza dominante en las prácticas de bienestar, a menudo no se reconoce que leer es una forma de mindfulness, y que de hecho es una de las formas de meditación más respaldadas por la ciencia . Cuando te relacionas con otras formas de entretenimiento que consumen múltiples sentidos, puedes hacer varias cosas a la vez y obtener la esencia del contenido, como scrollear en Instagram mientras ves una serie de Netflix. 

La lectura, sin embargo, requiere una concentración total. Si tu mente se aleja de las palabras en la página, tienes que encontrar el camino de regreso a donde estabas antes, enfocándote de nuevo en las palabras frente a ti en el momento presente. ¿Te suena?

Reemplaza las palabras en la página con un mantra, y tienes la base de la meditación védica o trascendental. Siéntate y lee un libro durante 20 minutos (en lugar de saltar entre diferentes artículos), y esencialmente te estarás involucrando en una meditación de 20 minutos, cosechando los innumerables beneficios de la práctica, incluyendo disminución en la inflamación, mayor inmunidad a las enfermedades, mayores niveles de empatía y más. 

La lectura ayuda a construir las redes neuronales que mejoran nuestras vidas de manera inconmensurable, incluida la reducción de los antojos de azúcar.

Todos tenemos una debilidad por lo dulce, es un rasgo ancestral que permitió a los humanos sobrevivir. Es un legado, y ahora cuando se atiende los 365 días al año, las 24 horas del día, nos lleva a la obesidad.

Recompensar al cerebro con el estímulo instantáneo que es el azúcar, nos hace cada vez más dependiente de él. Mientras que disciplinar a la mente a través de la lectura, que activa la empatía, nos aleja de la búsqueda de la recompensa inmediata, o sea del antojo de azúcar. 

Es una explicación muy lógica que vale la pena explorar, sobre todo porque no involucra un sacrificio sino 20 minutos de llevar a nuestra mente a otras historias y otros escenarios con beneficios más allá de disfrutar una buena trama. 

También se ha demostrado que la lectura ayuda a prevenir el Alzheimer, y un estudio en la Universidad de Sussex encontró que redujo el estrés en un 68 por ciento, más que escuchar música (61 por ciento), tomar una taza de té (54 por ciento) o caminar (42 por ciento). 

Abriendo libro en 3, 2... 

Comparte en:

Notas relacionadas