pros-y-contras-de-las-fajas

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pros y contras de las fajas

Te decimos para qué sirve esta prenda

iStock
14/05/2015 | Autor: Pau Verde
Comparte en:

Aunque sean prendas mágicas por esconder aquellos gorditos que nos incomodan y todas hagamos uso de ellas, hay algunos detalles importantes sobre esta prenda.

Pues la presión que ejercen sobre nuestro cuerpo no siempre es buena. Las fajas deben usarse para un objetivo específico y una vez que se cumple es momento de descansar, como una fiesta, la cuarentena después de tener bebé, para recuperarse de una cirugia o para afinar la cintura. Pero abusar de ellas puede traer varias consecuencias.

Contras:

La presión que ejerce sobre el cuerpo y la humedad que provoca hace que la piel no se ventile, por lo que limita movernos facilmente.

La humedad por el sudor puede generar alteraciones en la piel, como irritación, micosis u hongos.

Presionan los órganos internos, es por eso que al comer se siente como si te ahogaras, pero esto no es todo, el proceso de digestión se ve atrofiado, por lo que el metabolismo se altera y bueno, sabemos que eso genera más problemas a futuro.

Debilita los músculos, sobre todo en la pared abdominal, muslos y glúteos. Lo que significa que la capacidad del cuerpo de mantener firme y tonificada esa zona se va perdiendo con el uso de las fajas, más aún si no se hace ejercicio.

Es por eso que solo se recomiendan para casos específicos y en tiempos moderados, además, si hay alguna molestia es mejor dejar de usarlas, eso de "aguantarse" para verse bien no es bueno para tu salud, pues podrías sufrir desmayos por la descompensación de tu organismo.

Comparte en:

Notas relacionadas