por-que-bajar-de-peso-no-es-un-buen-proposito-de-ano-nuevo

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Por qué bajar de peso no es un buen propósito de año nuevo

Tras perder más de 130 kilos, esta influencer nos recuerda por qué en cuestión de peso no debe haber fechas límite

 Por qué bajar de peso no es un buen propósito de año nuevo
IG
28/12/2018 | Autor: @20s
Comparte en:

Fórmense aquí los que ya se propusieron bajar equis cantidad de kilos en 2019. 

¡Tache a todos! 

¿Por qué? Pues porque perder peso debe ser más bien una cuestión de bienestar. Y porque el bienestar no debe tener una fecha límite y el inicio puede ser hoy mismo. 

Jacqueline Adan es una chica de San Francisco que ha documentado en su blog y en sus redes sociales cómo ha sido el camino de perder más de 130 kilos en casi ya dos años. Y quienes la seguimos, descubrimos junto con ella que más allá de proponerte un límite, es proponerte un cambio de actitud ante la vida. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jacqueline's Journey (@jacquelineadan44) el

"Solía proponerme todos los años perder peso o lograr un buen cuerpo. Y empezaba emocionada pero al pasar de los días, semanas e incluso meses algo pasaba. Esa motivación se disipaba. 'Te resbalas' un poco y cuando menos te das cuenta, todo se pierde", relata Jacqueline en su más reciente publicación de Instagram. 

"Lo que he aprendido es dejar de poner condiciones, términos, límites o fechas a mi progreso de pérdida de peso. Lo que me ayuda es recordarme a mí misma todos los días que es un nuevo día. Que no debo esperar a mañana o a el lunes o al nuevo año para cambiar mi vida", comparte la influencer que llegó a pesar más de 220 kilos. 

"Aprendí que ponerme propósitos acerca de mi peso me hacían sentir presionada. Como si tuviera que hacerlo rápido. Si no perdía esos kilos... me sentía que fallaba y tiraba la toalla", confiesa en la misma publicación. 

Pero entonces, ¿cuál debería ser el propósito? 

Además de amar tu cuerpo, cuidarlo, alimentarlo, nutrirlo y todas esas actitudes positivas que te llevarán a sentir mejor, el consejo de Jacqueline es la paciencia y la constancia. 

"Aprendí que aprender a amar y respetar mi cuerpo, toma tiempo. (...) Los grandes cambios no pasan de la noche a la mañana. Y si los deseas con tu corazón y te levantas cada vez que tropiezas, sé que lograrás cualquier meta que te pongas. Por mi parte, yo apenas estoy empezando". 

¿Qué dicen? ¿Empezamos? 

 

Comparte en:

Notas relacionadas