tips-para-hacer-tu-curriculum-si-no-tienes-experiencia-laboral

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Tips para hacer tu currículum si no tienes experiencia laboral

Perfecto para conseguir tu primer empleo

Tips para hacer tu currículum si no tienes experiencia laboral
Unsplash
16/07/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Uno de los grandes retos al buscar tu primer empleo es redactar tu currículum cuando no tienes experiencia laboral. Crear un CV cuando nunca has trabajado en algo relacionado al trabajo que quieres no es nada fácil, por eso aquí te damos algunos tips para hacerlo.

Antes de empezar, toma en cuenta que hay cosas que simplemente no debes hacer, como agregar información irrelevante “para rellenar”, mentir o exagerar en tus estudios, experiencia o logros profesionales, e incluir toda tu trayectoria escolar desde el kínder, pues se asume que si tienes estudios universitarios es porque pasaste todos los grados anteriores. 

 

Ahora, toma nota de lo que sí debes poner en tu primer currículum: 

1. Elige el formato. El primer paso es encontrar un formato de CV que se adecúe a tus necesidades. Lo bueno es que hay miles de plantillas que puedes descargar online, listas para que solo las llenes con tus datos, pero toma en cuenta que si vas a un área creativa, como diseño, lo ideal es que hagas uno personalizado desde cero.

2. Solo pon datos concretos e indispensables. Limítate a indicar tu nombre completo, teléfono y correo electrónico, pero fíjate que esta última transmita seriedad, nada de apodos o frases chistosas. Solo incluye tus redes sociales si la vacante lo requiere o piensas que darán una buena impresión, si no evítalo. No es indispensable incluir dirección, estado civil ni edad, ya que pueden ser factor de discriminación para algunos reclutadores.

3. Ten claros tus objetivos e intereses. Describe de forma concreta qué te interesa del puesto y qué esperas obtener (además de un salario, obvio). Por ejemplo, “Estudiante/Licenciado en Derecho en busca de prácticas profesionales para aplicar y ampliar mis conocimientos, y adquirir experiencia profesional”.

4. Todos tus estudios cuentan. Tienes que poner tu último grado de estudios especificando si eres graduada, titulada, pasante o trunca; centro de estudios, año de inicio y fin, y méritos académicos. Además, incluye todos los cursos, seminarios, diplomados y otros, pero dale prioridad a los que estén relacionados a tu campo de trabajo.

5. Los idiomas te dan puntos. Señala el nivel hablado, escrito y leído en forma de porcentaje de cada lengua que conozcas, y de preferencia pon tu puntuación si has hecho exámenes de certificación como TOEFL, IELTS o DELF.

 

6. Agrega tu experiencia en otros sectores. Aunque este vaya a ser tu primer empleo “formal”, es bueno incluir los anteriores si se trató de prácticas profesionales, servicio social o una pasantía, o su estuviste ahí por un periodo largo de tiempo, señalando cuáles eran tus funciones y si tuviste algún logro. También si has realizado intercambios, viajes de estudios o trabajo al extranjero, voluntariados, etc.

7. Haz un portafolio online. Incluye una dirección web donde hayas concentrado muestras de tu trabajo, así demostrarás con hechos tu capacidad, en especial en áreas creativas.

8. Enfócate en tus habilidades y capacidades. Describe tus puntos fuertes como capacidad para trabajar en equipo, ser multitask, aprendizaje rápido, resolución de problemas, adaptabilidad, tolerancia a la frustración, capacidad de negociación, habilidad en relaciones públicas, etc.

9. Otros datos de interés: Aquí se puedes incluir si cuentas con licencia de conducir, si tienes coche propio o no, disponibilidad para viajar, etc. Recuerda que sólo debes incluir datos relevantes para el puesto, por seguridad.

10. Cuidado con tu foto. Aunque últimamente esto se ve como algo opcional, es muy recomendable ponerla. La foto que elijas depende del perfil del puesto y del ambiente laboral, pues la imagen que proyectes debe ser congruente con el trabajo que buscas, ya sea serio, relajado, formal o creativo.

Mira también: 9 Series que pueden ayudarte a ser mejor en tu trabajo 

Por último, es conveniente incluir una carta de presentación en donde profundices en tus fortalezas y fundamentes mejor por qué te interesa trabajar ahí y por qué les conviene contratarte.

¡Suerte!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Comparte en:

Notas relacionadas