la-felicidad-por-un-nuevo-trabajo-solo-dura-dos-meses

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

La felicidad por un nuevo trabajo solo dura ¡dos meses!

La emoción laboral tiene fecha de caducidad y se llama ‘honeymoon effect’

La felicidad por un nuevo trabajo solo dura ¡dos meses!
Shutterstock
11/02/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Cuando entramos a un nuevo trabajo sentimos una mezcla de emoción y felicidad, tal como al inicio de cualquier relación. Pero de acuerdo a un reciente estudio esa sensación positiva se acaba después de unos dos meses.

A esta especie de enamoramiento laboral se le conoce como ‘honeymoon effect’ (efecto luna de miel). Se refiere a la felicidad que se consigue al comenzar en un nuevo empleo, y que se desvanece conforme pasa el tiempo.

Un estudio escrito por José Oriol Berengueres Ph.D de la Universidad de Emiratos Árabes Unidos (EUA) y Happyforce determinó que esa emoción dura exactamente… ¡64 días!

 

El estudio siguió durante dos años y medio la actividad de 4,296 empleados, todo usuarios de la plataforma de Happyforce, que mide el bienestar de los empleados. De ellos, 815 eran trabajadores nuevos en una empresa.

Los investigadores descubrieron que los nuevos contratados llegan a las empresas con un excedente de felicidad en comparación con quienes llevan allí trabajando más tiempo. Este excedente se pierde después de unos dos meses, el día 64 para ser precisos.

Pero el camino al desencanto no para ahí, ya que el nivel de felicidad sigue descendiendo y hasta alcanzar su mínimo cerca del séptimo mes (día 220). La caída desde el comienzo de la luna de miel hasta ese punto más bajo en el índice de felicidad es del 29%.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por mundogodinez (@mundogodinez) el

 

“Lo que hemos descubierto es que además de llegar a la nueva empresa con una felicidad mayor que la media, los nuevos empleados entran después en un periodo valle de unos cinco meses. Saber esto debería servir a las empresas para diseñar políticas adecuadas de incorporación y bienvenida de empleados”, dijo Álex Ríos, CEO de Happyforce.

Lo bueno es que después de tocar fondo tras siete meses en el nuevo empleo, comienza un periodo de reversión. Así, entre el octavo y el noveno mes el índice de felicidad del nuevo trabajador se equilibra con el de sus compañeros.

Mira también: 9 series que pueden ayudarte a ser mejor en tu trabajo

Si bien la luna de miel no es para siempre, tampoco lo es el desencanto laboral. Recuerda que las relaciones más fuertes son aquellas que superaron el fin del enamoramiento inicial, y eso también se aplica en el trabajo.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Comparte en:

Notas relacionadas