La Seriefilia sí es una enfermedad, advierten especialistas

La Seriefilia sí es una enfermedad, advierten especialistas

31/07/2018 | Autor: Mairem Del Río

La adicción a las series es un problema real

Seguro más de una vez has pasado el fin de semana haciendo maratones de series, solo o acompañado. Entre broma y broma nos definimos como “adictos a las series”, sin saber que de acuerdo a especialistas en salud mental, esto sí se considera una enfermedad y se llama Seriefilia.

 

 

 

La Seriefilia es la adicción las plataformas de Internet para consumir contenidos como una forma de aliviar el estrés o dolor provocado por la vida cotidiana. El problema es tan real, que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) publicó un artículo donde describe este padecimiento y advierte sobre los riesgos que implica para la salud.

De acuerdo con la profesora de la Facultad de Psicología de la UNAM, Gabriela Orozco Calderón, la Seriefilia puede provocar consecuencias negativas para quienes la sufren, como relegar y hasta olvidar actividades cotidianas para poder invertir más horas en ver las series que se transmiten por Internet. Además, existen varios factores de riesgo como son trastornos psicológicos o psiquiátricos, que podrían promover que este tipo de plataformas generen dependencia.

 

Este padecimiento también puede generar problemas de personalidad, falta de autocontrol, comportamientos impulsivos, disforias (emociones desagradables como tristeza, ansiedad o irritabilidad), y estados de ánimo anormales o cambiantes.

Los efectos físicos

Pasar incontables horas viendo series no solo tiene consecuencias dañinas para la mente, también afecta el organismo. Por ejemplo, nos generará una disminución en el grosor y metabolismo basal de la corteza orbitofrontal, que resultará en conductas de impulsividad y deterioro en todas las tareas y funciones ejecutivas.

Además, habrá una excesiva liberación de dopamina que al principio nos generará una búsqueda y deseo constante de ver las series, y se alterará la corteza frontal cíngulo anterior, que está vinculado a conductas adictivas relacionadas con la motivación de placer y recompensa.

De hecho, a nivel cerebral puede provocar un mal funcionamiento que fomentaría conductas asociadas a efectos biológicos como deterioro del conocimiento cognitivo y alteración del funcionamiento diario. Así de fuerte está el problema.

 

 

 

Las causas de la Seriefilia

Las adicciones no solo aparecen por que sí, y esta no es la excepción. De acuerdo con los especialistas, las aflicciones de la vida cotidiana provocan que una persona busque alivio en recompensas inmediatas y que los aleje de sus preocupaciones al presentarles una realidad más satisfactoria.

La profesora Orozco explica que vivimos en una sociedad y tiempo donde fácilmente obtenemos cada vez más rápido las cosas y no nos detenemos por una gratificación, porque ésta se da de forma inmediata.

Se volverá una adicción cuando dejamos de hacer todas las actividades laborales y de la vida diaria, e incluso abandonamos otras acciones que antes generaban placer, expuso la investigadora universitaria.

Así, pasaremos horas viendo capítulo tras capítulo hasta terminar la serie y después buscaremos una nueva. No obstante, el ver tantas series generará que ya no sean tan reforzantes, tal como le pasa a un adicto que consume constantemente drogas, apuntó.

 

 

 

¿Cómo prevenir la Seriefilia?

Para evitar caer en le Seriefilia, los expertos recomiendan realizar otro tipo de actividades, como leer o practicar algún deporte. Sin embargo, si la adicción ya existe es necesario buscar ayuda profesional, que puede encontrarse en la Facultad de Psicología de la UNAM o en otros centros especializados, concluyó la investigadora.

Mira también: Cómo saber si eres compradora compulsiva según estudios científicos

¿Te identificaste con los síntomas? Quizá es hora de cambiar tu suscripción a Netflix, HBO Go, Blim o Amazon Prime, por una para ir al gimnasio o por clases de cocina. No sé, piénsalo.

 

 

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.