consejos-para-mamas-millennial-agotadas-que-necesitan-relajarse

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Consejos para mamás millennial agotadas que necesitan relajarse

Como mamas, es vital estar bien para poder cuidar a nuestros peques

Consejos para mamás millennial agotadas que necesitan relajarse
Unsplash
13/06/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Ser mamá millennial no es nada fácil, pues enfrentamos retos y situaciones que no tenían otras generaciones. Nuestra maternidad es muy diferente a la de nuestras madres y abuelas, quizá por eso estamos más agotadas que en otras épocas. Por eso, aquí van algunos consejos para relajarnos un poco y cuidar de nosotras mismas.

De acuerdo con el INEGI, al menos 97% de las madres mexicanas trabajan. A esto se suman los quehaceres del hogar, atender a los hijos, los compromisos de fin de semana y la necesidad de mantenernos actualizadas en todos los aspectos, ¡es totalmente agotador!

 

Toma nota: 

1. Come bien

Típico que empiezas a alimentarte de sobras de comida de tus hijos, dulces chupados, botanitas y uno que otro antojito callejero, pero es lo peor que puedes hacer. La falta de alimento hace que bajen tus niveles de azúcar y tu energía, te sientes débil, de mal humor, no piensas con claridad y eres menos tolerante. ¿Has notado que regañas más a tus peques cuando no comes? Así como un auto no puede funcionar sin gasolina, tu cuerpo tampoco lo hará si no lo nutres correctamente.

2. Ve al médico

¡Otro clásico! Corres al pediatra a la menor provocación, pero cuando tú te sientes mal solo lo dejas pasar. No se trata de ir al médico solo cuando estás enferma, también debes revisar si tus niveles de hierro o tus periodos menstruales están relacionados con tu fatiga. Quizá tienes anemia y tú ni en cuenta.

3. Desconéctate

No revises el correo del trabajo fuera de la oficina y reduce tu tiempo en redes sociales al mínimo, especialmente de noche. Sabemos que quizá esa hora, cuando todos están dormidos, es el único momento del día en que puedes hacerlo, pero pon un límite de tiempo y apaga todo una hora antes de ir a dormir, para descansar bien.

 

4. Limita tus visitas a redes sociales

La maternidad millennial tiene todo que ver con redes sociales: compartir fotos de nuestros peques y esperar los likes, ver los consejos, chismes y ventas en los grupos de mamás, leer noticias alarmantes sobre niños y, claro, la presión por ser la mamá perfecta tipo Pinterest, mientras aguantas todo tipo de memes sobre la maternidad. Esto nos genera mucha ansiedad, agotamiento mental y hasta depresión.

5. Escribe listas de pendientes

En vez de pasar todo el día estresada pensando en lo que tienes qué hacer, anota tus pendientes en una libreta o pizarrón y solo ve resolviéndolos uno a uno. Hacerlo te ayudará a no pensar en el asunto y enfocarte en la realización, lo que reduce la ansiedad.

6. No mires el reloj en la madrugada

Cuando lo haces, tu mente registra ese dato y empieza a trabajar cuando debería estar descansado. Si tienes que atender a tu hijo no veas la hora, solo levántate cuando sea necesario y vuelve a la cama. Ver la hora te estresa porque solo te quedas pensando que debes pararte en cierto tiempo, lo que te impide dormir y descansar.

7. Haz ejercicio

Si lo primero que pensaste fue “¿a qué hora?”, debes saber que no necesitas más de 30 minutos al día para activar tu cuerpo. Puedes hacerlo a la hora que mejor te funcione: en la mañana para elevar tu energía o en la noche para relajarte. Comienza con una caminata de 10 minutos y trata de extenderla poco a poco, y agrega un poco de yoga, pesas o rutinas rápidas de YouTube. Puedes darle una oportunidad a la rutina de 11 minutos de Kendall Jenner.

 

8. Diviértete

Por lo menos una vez al mes ten una cita con tu pareja o sal con tus amigas, ten un hobbie o aprovecha la ida al súper para dar una vuelta por la plaza, probarte ropa o comerte un helado sentada en una banca sin que nadie te pida una probadita. Eso no es egoísmo ni te convierte en una mala madre, es una inversión en salud mental para que puedas seguir funcionando.

9. Pide ayuda y aprende a decir “no”

No hay nada de malo en admitir que necesitas apoyo, ya sea de tu pareja, familia o amigos. Trata de dividir los quehaceres, el cuidado de los niños o delegar otras tareas con cualquiera que esté dispuesto a ayudarte. También recuerda que puedes (y debes) decir que “no” de vez en cuando a algunas tareas o compromisos.

10. Duerme en cada oportunidad

No importa cuántas veces nos hablen de la importancia del sueño, las mamás simplemente perdemos la capacidad de dormir bien. Haz todo lo que esté en tus manos para combatir el insomnio. Ya sean siestas cortas o noches enteras, tu cerebro necesita reposo para seguir trabajando.

Mira también: 8 Horribles verdades de ser mamá millennial 

Como mamas, es vital estar bien para poder cuidar a nuestros peques como se debe, por eso es de suma importancia cuidarte, relajarte y descansar para estar al 100%.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Comparte en:

Notas relacionadas