6-lecciones-de-vida-que-aprendemos-de-nuestros-maestros-en-la-escuela

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Veintitantos

6 lecciones de vida que aprendemos de nuestros maestros en la escuela

Ellos son parte importante de nuestras vidas

6 lecciones de vida que aprendemos de nuestros maestros en la escuela
Unsplash
15/05/2018 | Autor: Dayana Alvino
Tu vida / Quiérete
Comparte en:

¡Feliz día del Maestro! ¿O más bien debería decir del Padre Escolar? Ok, quizá estoy exagerando, pero perteneciendo a una familia donde abundan los profesores, no puedo más que sentir emoción por esta celebración. 

Son los maestros con quienes pasamos una gran cantidad de nuestros primeros años de vida. Ellos no sólo nos enseñan sobre historia, matemáticas o ciencias, también nos dan valiosas lecciones de vida que tienen un impacto eterno. 

Aquí algunas de ellas. 

1. Somos responsables de nuestras acciones

La disciplina es un componente esencial de cualquier escuela. Gracias a las acciones disciplinarias que los maestros ejercen cuando no seguimos las reglas del plantel o aula es que aprendemos que siempre hay consecuencias de nuestras acciones y que tenemos que hacernos responsables. 

 

2. El trabajo duro vale la pena

Los maestros saben que algunos estudiantes tienen más talento natural para el estudio que otros, pero que incluso los alumnos más dotados no logran mucho si son flojos. Por eso ellos se esfuerzan por inculcarnos la idea de que trabajar duro siempre vale la pena y da recompensas. 

 

3. No podemos controlar todo

Muchos estudiantes acuden a la escuela sólo por obligación. Aprenden lecciones de maestros que no les agradan y cumplen con las tareas que les imponen, pero es algo que no pueden evitar (al menos no en la infancia). La vida no es diferente. Hay cosas de ella que no podemos controlar.

 

4. Hay que tomar buenas decisiones

Tomar buenas decisiones es fundamental para tener el éxito. Los maestros ayudan a sus alumnos a que aprendamos cómo elegir sabiamente entre las opciones que tenemos (eso no significa necesariamente que sea la decisión más fácil) y a que hagamos de eso un hábito para toda la vida. 

 

5. Podemos ser lo que queramos

Podría parecer un cliché, pero es una valiosa lección. Los maestros siempre se esfuerzan por enseñarle a sus alumnos que pueden convertirse lo que ellos quieran en la vida, siempre y cuando se esfuercen lo suficiente. Como adultos, ese es un aprendizaje que no olvidamos jamás. 

6. Somos especiales

Los maestros son de las primeras personas que nos enseñan que todos los seres humanos tenemos talentos y cualidades únicas que nos vuelven especiales. Confianza y autoestima son dos de los mejores regalos que los profesores nos pueden dar para que tengamos una buena vida. 

No cabe duda de que algunos maestros siempre serán una parte importante de nuestras vidas, aún después de no verlos por mucho tiempo. 

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Comparte en: