VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pixabay
Retos financieros que nos toca enfrentar a los Millennial

Retos financieros que nos toca enfrentar a los Millennial

Nuestra generación no la tiene nada fácil cuando se trata de economía

26/03/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Mucho se ha dicho sobre la precaria situación económica que vivimos los pertenecientes a la generación Millennial. Nacimos y crecimos sorteando una crisis económica tras otra, y todo indica que esto no va a mejorar pronto. Por eso, debemos estar muy conscientes de los retos financieros que nos toca enfrentar, por lo menos para que no nos agarren desprevenidos.

Los Millennial son aquellos nacidos más o menos entre 1980 y el 2000. Destacan por ser nativos digitales, multitask, muy exigentes con sus hábitos de consumo y por tener una educación financiera radicalmente diferente a sus predecesores Baby Boomers (1946-1964) y de la Generación X (1965-1980).

Dichas generaciones, que ahora son los mayores de 40 años, no logran entender nuestra situación económica. Ellos crecieron en otro contexto, con otras oportunidades que los Millennial no tenemos.

 

 

 

Para que quede más claro, estos son los retos financieros que debemos sortear los jóvenes:

1. Salarios de risa

Los sueldos actuales son muy bajos en comparación con los que se ofrecían hace unos años a personas con el mismo nivel educativo en el mismo puesto de trabajo. De hecho, se calcula que cobran alrededor de un 20% menos.

De acuerdo a El Financiero, “los salarios de acceso de un joven profesionista al mercado laboral son, en términos reales, de los más bajos de la historia reciente y, especialmente en México, están en niveles que claramente no alcanzan a satisfacer las necesidades de jóvenes que aspiran de manera legítima tener el mismo nivel de bienestar que tuvieron sus propios padres”. En resumen, con lo que nos pagan no nos alcanza para tener la vida que tuvieron generaciones anteriores.

 

 

 

2. Inestabilidad laboral involuntaria

Muchos critican a los Millennial por cambiar de trabajo constantemente, pero esto no es del todo su culpa. Si bien esta generación es más curiosa y aventurera, en realidad las empresas tampoco se esfuerzan mucho para retener el talento. Nuevos esquemas como el outsoursing o el freelance, dejan a los trabajadores desprotegidos, prácticamente sin contratos o prestaciones. En la mayoría de los trabajos pueden despedirte de un día para otro sin darte explicaciones ni una liquidación digna.

Por si fuera poco, tienes que aceptar condiciones indignantes y hasta ilegales con tal de tener trabajo. Por ejemplo, muchos te hacen firmar la renuncia junto con el contrato y si te niegas no te dan el puesto, o bien, prefieren despedirte si te atreves a pedir un aumento de sueldo o un ascenso. Y así terminas aguantando de todo por miedo a quedar desempleado.

3. Ahorrar es complicado, pero lo logran

Los bajos salarios se combinan con el aumento del costo de vida, y las cuentas no salen. La mayoría de los jóvenes apenas alcanza a cubrir sus necesidades básicas y no pueden reservar una parte de sus ingresos para el ahorro.

Aun así, una encuesta de Bankrate dice que el 66% de los millennial se describen a sí mismos como ahorradores, pues el dinero que guardan es más que el de las generaciones anteriores. En la encuesta, los jóvenes dicen que están ahorrando por encima del 10% de sus ingresos. En otro estudio, hecho por Economic Innovation Group,  la mitad de millennials encuestados dice que  ahorran para su retiro.

4. Adiós a las grandes compras

Cuando nuestros padres estaban en sus veintes ya estaban listos para comprar casa y carro. De hecho, tenemos 29% menos probabilidades de comprar un auto que la Generación X. Para nosotros, eso ya no es posible hasta pasando los 30, 40 o quizá nunca.

Muchos estamos resignados a que rentaremos el resto de nuestra vida (a menos que alguien nos herede una casa), ya le agarramos cariño al transporte público y al Uber, y evitamos hacer cualquier gasto excesivo, como artículos de lujos. Por eso mejor nos enfocamos en disfrutar las pequeñas cosas de la vida, en especial las que son gratis.

 

 

 

5. No sabemos nada de finanzas

Nuestra generación tiene pocos conocimientos sobre inversiones, vida crediticia o pensiones. Tampoco somos expertos en cómo funcionan los impuestos o las bolsas de inversión. Esto puede afectar los proyectos a largo plazo y frustrar los sueños de ser emprendedores.

6. La educación cuesta más, pero vale menos

Dejando a un lado las universidades públicas, estudiar una carrera es cada vez más caro, por lo menos es las instituciones privadas de prestigio. Según investigadores de la Universidad de Stanford, las personas en 1950 tenían 79% de posibilidades de hacer más dinero que sus padres, en 1980 el porcentaje era de 50%. Se estima que la caída se debe a la devaluación de los grados universitarios, pues cada vez ser profesional tiene menos ventajas.

7. Deudas

Al iniciar la vida adulta, la mayoría de los jóvenes se llenan de deudas, ya sea por pagar un crédito escolar o simplemente para sobrevivir con un salario insuficiente. Esto provoca inestabilidad y que pospongan otros planes como viajar, casarse, tener hijos o comprar una casa.

 

 

 

8. Imposibilidad de enfrentar imprevistos

En el otro lado de la moneda, están aquellos que le huyen a las deudas como si fuera peste. Evitan las tarjetas de crédito, los préstamos y las hipotecas. Según registros de datos del New York Times, el porcentaje de personas debajo de 35 años con tarjetas de crédito llegó a su nivel más bajo desde 1989.  Sin embargo, su apretada economía los deja muy vulnerables ante las emergencias económicas: multas, accidentes, enfermedades, fallecimientos, etc.

Mira también: 7 hábitos financieros para que nunca te falte el dinero

Así que si sientes que el agua te está llegando al cuello, no eres solo tú, ¡es toda la generación Millennial!

Claro que este contexto no nos libra de nuestra responsabilidad. Siempre debemos hacer nuestro mejor esfuerzo para sobreponernos a las circunstancias y tener la vida que queremos y merecemos.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas