Las ventajas de decirle a los demás cuánto ganas

Las ventajas de decirle a los demás cuánto ganas

03/07/2018 | Autor: Mairem Del Río

Revelar tu salario puede ser muy bueno

El dinero es uno de los temas más delicados que hay, en especial si se trata de revelar tu salario. Aún se considera un tabú preguntar o responder cuánto ganas, pero hacerlo tiene varias ventajas que debes evaluar, ya que puede ser muy bueno hablar de números con los demás.

 

 

 

 

 

Más del 60% de los empleados de entre 18 y 36 años le han contado de su salario a un miembro cercano de su familia, mientras que el 48% ha hablado al respecto con un amigo y el 30% le ha dicho cuánto gana a sus compañeros de trabajo.

Por otro lado, los trabajadores mayores son mucho más herméticos. Poco más del 40% de quienes tienen entre 53 y 71 años dijeron haberles contado a sus familias sobre sus salarios y solo el 8% habló de eso con un compañero de trabajo.

 

 

 

Aunque muchos trabajadores son reacios a hablar de su sueldo, ser francos sobre lo que se gana puede ayudar a lograr un salario más justo.

“Se ha comprobado que compartir información sobre el salario ayuda a eliminar las diferencias salariales existentes en la sociedad, incluyendo las diferencias de género y las que hay entre diferentes grupos sociales, económicos y étnicos”, dice Scott Dobroski, experto del sitio web de carreras profesionales Glassdoor.

Saber lo que ganan otros con cargos similares puede motivar a los trabajadores a pedir más dinero si creen que lo que ganan no es equitativo o a comenzar a buscar nuevas oportunidades laborales.

En cambio, guardar silencio sobre lo que ganas puede privarte de una mejora salarial. “Si la gente no entiende cuál es su valor actual en el mercado y el pago justo del trabajo que desempeñan puede salir perdiendo”, afirmó Dobroski.

Hablar de tu salario puede ayudarnos mejorar las habilidades para manejar nuestro presupuesto y sanear nuestras finanzas, además de posibilitar que recibamos asesoría fiscal. Y también puede traerte más paz financiera. “El dinero es uno de los mayores factores de estrés en nuestras vidas, especialmente entre los adultos jóvenes”, dice Sarah Berger, fundadora de The Cashlorette.

 

 

 

Eso sí, Berger sugiere pisar con cuidado ese terreno y analizarlo bien antes de hacerlo. “Debes ser selectivo y estratégico con las personas a quienes les cuentas”, dice la experta. “Sopesa los pros y los contras y pregúntate a ti mismo cómo podría cambiar su relación si se enteran de cuánto ganas”.

Los empleadores también se benefician de las discusiones salariales más abiertas. “Cuando la gente sabe que le están pagando de manera equitativa por el mismo trabajo y que ganan lo que corresponde a su valor actual en el mercado, están más satisfechos y trabajan mejor”, asegura Dobroski.

Mira también: ¿Cómo tener una mente y una vida millonaria?

En conclusión, hablar abiertamente de tu sueldo tiene más pros que contras, ya que esto te permite asignarle a tu trabajo el valor justo. Si resulta que tu salario está en el promedio, eso puede darte mucha tranquilidad y satisfacción, y si no lo está te da la posibilidad de tomar acción al respecto.

Por otro lado, la experta también nos da una recomendación muy importante: fijarnos bien con quién compartimos esa información. En un contexto de inseguridad, lo ideal es que solo nuestro círculo cercano sepa el estatus de nuestras finanzas.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.