errores-financieros-que-deben-evitar-los-recien-casados

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Errores financieros que deben evitar los recién casados

¡Que el dinero no acabe con su amor!

Errores financieros que deben evitar los recién casados
Unsplash
04/09/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

El dinero suele ser uno de los motivos más grandes de conflictos entre las parejas, y los recién casados no se salvan. Quienes inician una vida en pareja comenten errores financieros que pueden provocar desde peleas épicas hasta una ruptura, o bien, afectar su futuro a largo plazo. Por eso conviene conocer cuáles estos desaciertos y evitarlos. 

Lo mejor para que el dinero no acabe con su amor es platicar ampliamente del tema antes de la boda o de mudarse juntos: ser sinceros sobre cuánto gana cada uno, sus hábitos financieros, si son ahorradores o demasiado espléndidos, cuál es su plan económico en conjunto, etc. Eso les evitará sorpresas desagradables. 

 

 

 

Ahora, toma nota de los errores más comunes entre las parejas de recién casados: 

1. No establecer un presupuesto 

Siempre deben estar conscientes de lo que cuesta su vida en pareja, desde la renta hasta la despensa, para que cada quien sepa cuánto le toca poner para gastos comunes y cuánto le queda para sus gastos personales o para ahorrar. Además, si tienen metas financieras como un gran viaje o comprar una casa, podrán hacer un plan de ahorro basado en su presupuesto. 

2. Pelear por dinero 

Cuando ya vives con tu pareja te empieza a preocupar en qué gasta o si tiene ahorros. Lo más importante es recordar que no es nada conveniente pelear por la forma en que cada uno organiza sus finanzas. Aquí lo importante es que en la casa no falte nada y que cada quien cubra su parte de los gastos comunes en tiempo y forma. Una buena opción es que tengan una cuenta personal y otra para los gastos de la casa y los hijos. Si cada mes depositan su parte, no habrá bronca de que cada quien gaste su dinero personal como guste. 

 

 

 

3. Comprar una casa nueva que no pueden pagar 

La idea de comenzar tu nueva vida de casada en una casa nuevecita es muy tentadora, pero primero tienen que hacer cuentas. Muchas parejas se dejan seducir por los créditos hipotecarios, porque creen que pueden tener una propiedad muy costosa y pagarla poco a poco. Se recomienda destinar como máximo entre el 25% y el 30% del salario mensual para vivienda. Si ese porcentaje de su sueldo alcanza para cubrir las mensualidades, ¡adelante! De lo contrario es mejor que paguen renta mientras ahorran para comprar la casa de sus sueños. 

4. Endeudarse para amueblar la casa 

Típico que se emocionan con los famosos “meses sin intereses” y compran de todo para su nueva vida: muebles, electrodomésticos, objetos decorativos, etc. Y al final, la suma de esas mensualidades se lleva un enorme porcentaje de sus ingresos, lo que provoca que cada mes se endeuden más para sacar los gastos. Lo ideal es empezar con lo más básico e ir armando su nidito poco a poco, ¡no hay prisa! 

 

 

 

5. Ocultar información financiera a tu pareja 

Cuando decides compartir tu vida con alguien, eso incluye también los asuntos de dinero. Ambos deben saber bien cuánto gana el otro, para determinar qué tipio de vida y lujos se pueden permitir, o a qué futuro pueden aspirar. No se vale esconder deudas, gastos impulsivos, tarjetas de crédito, préstamos, bonos, etc. Ya que esta información eventualmente sale a la luz y puede afectarlos como pareja. Por ejemplo, cuando quieran aplicar para una hipoteca o comprar un automóvil y no les den el préstamo porque uno de los dos tiene mal historial crediticio. 

6. No tener un fondo de emergencia 

La vida es impredecible y debemos estar preparados para cualquier contratiempo. Quizá cuando empiezan les va muy bien, pero no saben si de pronto uno se va a quedar sin trabajo, si se van a enfermar o si su hogar requerirá reparaciones de emergencia. Por eso es muy importante tener un “colchoncito” para esas eventualidades. 

Mira también: Conoce los beneficios financieros que tiene casarse 

Manejar el dinero en pareja no es tan complicado, ¡pónganse las pilas!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play

Comparte en:

Notas relacionadas