temas-que-debes-hablar-con-tu-pareja-antes-de-tener-hijos

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Temas que debes hablar con tu pareja antes de tener hijos

Traer una personita al mundo provoca una crisis para la que deben prepararse

Temas que debes hablar con tu pareja antes de tener hijos
Shutterstock
14/03/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Tener hijos es uno de los cambios más grandes en la vida, tanto individual como de pareja. Convertirse en padres requiere preparación, incluso cuando el embarazo no fue planeado. Si tú y tu pareja ya están pensando en traer un peque al mundo, hay temas que deben discutir antes para que la maternidad no los agarre desprevenidos.

 

 

 

 

 

“Mientras puedan hablar los padres entre ellos antes de quedar embarazados, mejor. Idealmente, tendrían el mismo tipo de conversaciones para conocerse que tenían cuando se estaban cortejando, solo que esta vez sus pláticas se centrarían en sus expectativas como padres”, afirma Elisabeth Stitt, coach certificada de padres, al portal The List.

 

“Una de las razones por las que estas conversaciones son tan importantes es que en realidad no pasamos mucho tiempo con bebés antes de ser padres. Eso significa que nuestro conocimiento de ‘cómo se supone que deberían ser las cosas’ es muy limitado”, agregó la especialista.

 

En decir, que entre más planifiquen con anticipación y más discutan los temas importantes, mejor se sentirán cuando se conviertan en una pareja de padres abrumados y exhaustos.

 

Ahora, toma nota de los temas que deben hablar antes de dar el salto a la paternidad:

 

1. ¿Por qué quieres tener hijos?

 

Hay muchas razones para querer ser padres, pero el no tener los mismos motivos puede causarles a ustedes y al peque mucho dolor en el futuro. Según Stitt, a

menudo los futuros padres quieren hijos para curar sus heridas de la infancia, para compensar lo que no tuvieron, para satisfacer su necesidad de ser amados o para tener la foto de “la familia perfecta”. Mientras que otros quieren perpetuar el apellido familiar o solo tener alguien que los cuide en la vejez. Cuanto más claras tengan sus razones para tener hijos, mejor.

 

 

 

 

 

2. ¿Cómo manejarán tus finanzas?

 

Este es de los temas más complicados: ¿quién paga qué cuando se trata del bebé? También deben discutir si uno de los dos dejará de trabajar para cuidar al peque, si van a pagar una guardería o contratarán una niñera. Hasta los asuntos aparentemente pequeños, como la compra de ropa y el pago de consultas médicas pueden generar problemas. Tener claros estos problemas los ayudarán a minimizar los desacuerdos y el estrés más adelante.

 

3. ¿Cómo dividirán las responsabilidades relacionadas con el bebé?

 

No importan si ambos trabajan, o si uno es proveedor y el otro se queda en casa: el hijo es de los dos, y ambos tienen responsabilidades en su crianza. A veces se asume que si la mamá se queda en casa entonces ella se encargará por completo del bebé, pero esto puede ser perjudicial para la pareja y para el hijo. Lo ideal es hacer un plan detallado sobre cómo dividir de forma justa las tareas: cambio de pañal, alimentarlo, bañarlo, lavar su ropa, llevarlo al médico, etc. Las parejas que se organizan desde antes tienen menos problemas cuando llega el bebé.

 

 

 

 

 

4. ¿Cómo será su estilo de crianza?

 

Para criar a un niño necesitan ser un equipo, y aunque hay muchos estilos de crianza, la unidad entre los padres es esencial para el desarrollo normal del niño. Deben trabajar juntos para establecer un conjunto claro de reglas, límites y estándares para su familia, en especial sobre la disciplina.

 

“Muchos de nosotros aprendemos a ser padres de nuestros padres y suponemos que nuestro compañero lo hará igual que nosotros”, afirma la Dra. Stacy Haynes, psicóloga asesora de Little Hands Family Services. Deben establecer si serán muy estrictos y tradicionales o más relajados y alternativos, si le inculcarán alguna religión, a qué tipo de escuela irá, el estilo de alimentación, etc.

 

Esto también incluye el tema del sueño del bebé: ¿Tendrá un cuarto aparte o dormirá en el de ustedes? ¿Harán colecho o tendrá su cuna/cama? Y si eligen que duerma en la misma cama que ustedes, ¿hasta cuándo?

 

5. ¿Cómo cuidarán su salud mental?

 

Tener hijos es una de las cosas más estresantes que pueden hacer, y deben estar preparados para manejar cualquier problema mental y emocional que surja. Deben hacer un plan en caso de que surja depresión posparto, y estar listos para lidiar con el mal humor e irritabilidad provocados por la falta de sueño y la presión. Esto se puede complicar cuando hay antecedentes de problemas de salud mental, como ansiedad, depresión, consumo de sustancias o un trastorno alimenticio. Lo importante es tomar medidas para que los síntomas no los quiebren a ustedes ni afecten a su hijo.

 

 

 

 

 

6. ¿Qué tanto involucrarán a los abuelos?

Las parejas a menudo tienen problemas por la participación de los suegros en la crianza del bebé. Aunque los nuevos padres necesitan mucha ayuda, a veces esta puede ser demasiado invasiva, abrumadora o estar cargada de críticas y reclamos. Por eso, deben llegar acuerdos sobre qué tanto permitirán que sus padres intervengan, si tendrán permiso para disciplinar al niño o qué tanto dejarán que lo consientan.

 

Mira también: Cosas útiles que puedes hacer para ayudar a una nueva mamá

 

Pensar en tener hijos es la oportunidad perfecta para conocer mejor a tu pareja y lo que puedes esperar de él. Tener estas conversaciones les ayudará a fortalecer su relación y criar a un niño sano y feliz.

 

Debes conocer bien a tu pareja, por dentro y por fuera, antes de tener hijos. Esta es una decisión de vida que es irreversible: una vez que el niño esté aquí, es para siempre. Por eso es vital asegurarte de que tanto tú como tu pareja quieren ser padres, de lo contrario las cosas pueden salir muy mal para los tres.

Comparte en:

Notas relacionadas