como-aliviar-y-evitar-el-dolor-de-caballo-cuando-corremos

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cómo aliviar y evitar el 'dolor de caballo' cuando corremos

Seguro que te ha pasado

Cómo aliviar y evitar el 'dolor de caballo' cuando corremos
Unsplash
20/06/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Típico que empiezas con tu propósito de correr todos los días y en una de tus primeras sesiones te da una tremenda punzada entre el diafragma, el pecho y el abdomen. Esta dolencia se conoce popularmente como ‘dolor de caballo’. Lo bueno es que hay formas de aliviar la molestia y evitar que se presente, y aquí te damos unos consejos.

Este dolor en realidad se llama flato, y existe la creencia de que se asocia con los gases gastrointestinales. De ahí su nombre, que se deriva de las flatulencias, pero esto es totalmente falso, ya que en realidad se produce directamente por respirar de forma inadecuada mientras se practica algún deporte, en especial al correr.

“Hay oxígeno de más, ya que estamos respirando mucho por la boca. Este aire entra al aparato digestivo, ya sea en el vaso o a nivel intestinal. El dolor se manifiesta como un cólico considerable”, comentó la doctora Cristina Rodríguez Gutiérrez, directora de la Dirección General de Medicina del Deporte de la Universidad Nacional Autónoma de México en declaraciones recogidas por El Universal

Este mal se presenta en personas que corren pero no saben cómo respirar, por eso los runners principiantes y amateur son quienes más lo padecen. 

 

Para evitarlo y aliviarlo, la especialista dio algunas recomendaciones:

1. Usa calzado adecuado. Cuando corremos hay fricción, golpeteo y oscilaciones entre la superficie donde corremos y nuestros pies. Un calzado adecuado amortigua el golpeteo al correr, lo que ayuda a evitar el flato y las lesiones musculares.

2. No corras justo después de comer. Debes dejar pasar un tiempo después de comer de forma abundante o tomar mucho líquido, y antes de hacer deporte. Esto es para que el estómago no tenga mucho peso y esas oscilaciones por correr no afecten el diafragma.

3. Tensa el abdomen. El dolor de caballo se quita de manera natural al cabo de unos minutos. Sin embargo, puedes combatirlo de inmediato tensando la musculatura abdominal, pues eso ayudará a estabilizar las vísceras e impedir que sigan produciéndose oscilaciones.

Mira también: Así afecta tu rendimiento la música que escuchas cuando haces ejercicio 

Otro consejo de los entrenadores es empezar de a poco y subir la intensidad paulatinamente, ya que este dolor también es común en las personas que quieren correr con mucha intensidad en sus primeras sesiones de running, e incluso en corredores con más práctica que inician la sesión con mucha velocidad sin calentar ni prepararse.

¡Cuídate! 

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Comparte en:

Notas relacionadas