quierete.tuvida.trabajo.que-hacer-si-te-equivocaste-de-carrera

Veintitantos

Qué hacer si te equivocaste de carrera

Es de sabios cambiar de opinión, aquí te decimos cómo puedes enmendar el error.

Autor: 
Mairem del Río
iStock
19 Jun 2017
Categorías: 
Quiérete
Tu vida
Trabajo

Equivocarse de carrera es mucho más común de lo que parece, pero no es el fin del mundo, hay muchas cosas que puedes hacer para enmendar el error y tomar tu verdadero camino.

 

Hay quienes se dan cuenta de su error en la universidad, para otros esa revelación llega una vez que ya están en el campo laboral, y algunos más siempre lo supieron pero igual siguieron adelante.

 

 

¿Estás segura que te gusta lo que estudias o estudiaste? MIRA las 13 señales de que te equivocaste de carrera 

 

 

 

Cuanto antes alguien se dé cuenta de que está haciendo algo que no es lo suyo, mejor. Sin embargo, nunca es tarde para rectificar y aquí hay algunas posibilidades:

 

1. Cambiar de carrera. Es lo más obvio, pero no siempre es fácil. Si te das cuenta cuando aún estás los primeros semestres de la universidad, lo más fácil sería simplemente abandonar tu carrera actual y aplicar para la que sí quieres. Eso sí, te toca luchar contra las expectativas de tu familia, las opiniones de otros o incluso obstáculos económicos, pero valdrá la pena. 

 

2. Terminar la carrera. Si ya vas en los semestres más avanzados no tiene mucho sentido perder tu inversión de tiempo, dinero y energía. Concéntrate en terminar lo antes posible para que puedas pasar al siguiente capítulo. Mientras tanto, haz cosas que te acerquen a lo que sí quieres, tal vez tomar algún curso, estudiar algo de forma autodidacta o incluso, si logras organizar tus tiempos, puedes cursar los primeros semestres de tu nueva carrera.

 

 

 

 

 

3. Estudiar una segunda carrera. Si ya terminaste siempre tienes la opción de regresar a la universidad para seguir tus sueños. Tu primera profesión te puede ayudar a conseguir un trabajo para solventar la segunda, solo es cuestión de voluntad.

 

4. Encontrar el cruce. Casi siempre hay un punto en donde la carrera que estudiaste se puede unir a lo que quieres. Por ejemplo, si estudiaste medicina pero te interesa la psicología puedes especializarte en psiquiatría, o si eres ingeniera pero amas escribir puedes dedicarte a redactar artículos científicos. Solo tienes que identificar ese punto donde ambas profesiones se tocan y explorarlo. 

 

5. Complementar. Algo habrá que te guste de tu carrera y que se pueda complementar con cursos o diplomados que se adapten a lo que quieres, así a la hora de buscar empleo puedes mencionar todas las habilidades adquiridas. Por ejemplo, si estudiaste Historia pero te apasiona la moda podrías tomar un curso de esto último y convertirte en asesora de vestuario para producciones de época o quizá organizar exhibiciones de ropa antigua.

 

6. Empezar de nuevo. Si solo terminaste la universidad por compromiso, por inercia o porque se lo prometiste a tus padres, pero no te gusta tu carrera y no tienes ni la más mínima intención de dedicarte a eso, entonces la opción podría ser empezar desde cero. Es la decisión más difícil, solo los más valientes tienen el coraje de admitir que cometieron un error, hacer todo a un lado y volver al principio. A veces necesitas entrar de nuevo a la universidad, pero hay otras profesiones donde no es indispensable tener educación formal, por ejemplo cuando se trata de emprender un negocio. 

 

 

  

En muy difícil aceptar que cometiste un error que te puede costar tu felicidad, pero es más difícil vivir sabiendo que pudiste hacer algo más con tu vida y te dio miedo. 

 

Siempre recuerda que no perdiste el tiempo, solo lo invertiste aprendiendo otras cosas que algún día te servirán. Esa decisión que tomaste a los 18 años no determina lo que pasará el resto de tu vida, nunca es tarde para tomar tu verdadero camino. 

 

 

 

 

 

 

Horóscopos

Botón de suscribirte