las-emociones-de-vivir-sola

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Las emociones de vivir sola

Cuando tienes que dormir sola y despertar sola, las emociones pueden ser complejas…

24/06/2014 | Autor:
Comparte en:

Es normal sentirse triste los primeros días, semanas o incluso algunas veces después de meses de estar sola; pero hay que aprender a descifrar y manejarlas.

Por Depa de Soltera

Emociones
Tristeza. Puedes sentir ganas de llorar, quizá llevas ya un rato sin visitar a tu familia y de pronto te sientes fuera de lugar, crees que el haberte ido a vivir sola fue un error. ¿Cómo atenderlo? Esto te puede pasar en momentos de aburrimiento extremo, lo ideal es que salgas a caminar, leas un libro o hagas ejercicio, mantener la mente ocupada evita sentirte deprimida.

Melancolía. El cambio tu rutina es drástico, pasas de cenar con 5 personas a hacerlo sola, ves la tele en lugar de platicar y cenas en 5 minutos porque te urge terminar con ese 'mal rato'. Esta ha sido una de las cosas que más trabajo me ha costado pero he aprendido a disfrutar de la cena, ¿cómo? Preparando algo rico, ven una serie o incluso cenar con tu familia por Skype, soluciones hay.

Añoranza. Llega la noche y te das cuenta que no platicaste con nadie hoy, extrañas esos momentos que compartías en tu casa, donde todos contaban cómo les fue en el día; no pienses que está todo perdido, haz una llamada, ¡ahora es cuando la tecnología tiene que estar de tu lado! Créeme que te sentirás mucho mejor.

Nostalgia. Ver una foto puede hacerte sentir nostalgia e incluso triste, es muy normal, pero para que en su lugar sientas felicidad, elige las fotos, ve esas que te recuerdan momentos divertidos, revive esos momentos de felicidad. Esto además de ayudarte a valorar lo que has vivido, te provocará ganas de salir corriendo y caerle de sorpresa a tus papás.

Soledad. Cuando haces todo sola como arreglártelas para limpiar, poner una repisa, llevar la ropa a la tintorería, etc., sientes que estás completamente sola, que no tienes un apoyo cercano y aunque aparentemente es así, no lo es literal. Tener que solucionar tus cosas y hacerte cargo no te aleja de los demás, no significa que te hayan dejado a tu suerte, significa que confían en ti y tus capacidades, sentirte sola es solo un recordatorio de lo independiente que eres ahora. Cuando te sientas así, piensa que ahora puedes ir a casa de tus papás a visitarlos y regresar a continuar con lo tuyo tan feliz como se debe.

Si te gustaría saber más sobre el arte de independizarte, no dejes de leer Depa de Soltera así como darle like en Facebook y follow en Twitter.

Comparte en: