El club de los labios rojos: ¿Esponjoso pastelillo o jugoso mango?

El club de los labios rojos: ¿Esponjoso pastelillo o jugoso mango?

07/11/2014 | Autor:

¡Eres lo que comes!

¿Has escuchado que eres lo que comes? La frase en sí es muy extraña pero muy cierta, nuestro cuerpo es el reflejo de todo lo que consumimos; la apariencia de la piel, del cabello y hasta la de las uñas depende en gran medida a los alimentos que ingerimos en nuestra dieta diaria.

Por Judith Lucio / @Judith_Lucio

Quién diría que si tomamos leche y una o dos tortillas al día podemos evitar problemas futuros de osteoporosis, que si comemos algunos plátanos a la semana podríamos olvidarnos de los horribles calambres o que si ingerimos una buena cantidad de frutos rojos y cítricos podemos lucir un poco más radiantes y evitar los molestos resfriados.

Lo interesante de todo esto es que pocas veces hacemos conciencia de los beneficios o daños que nos hacen los alimentos de nuestra dieta.

Por ejemplo
La naranja previene presión alta, reduce la constipación, fortalece el sistema inmune y mejora el ánimo.
El té verde ayuda a evitar el mal aliento, controla el colesterol, es un fuerte antioxidante y ayuda a tener una flora intestinal más sana.
La manzana regula el funcionamiento intestinal, reduce el colesterol y ayuda en la pérdida de peso.
El chocolate en bajas cantidades es un buen afrodisiaco, funciona como un relajante corporal y además aumenta la sensación de placer.

O que...
Los refrescos y bebidas endulzadas aumentan la posibilidad de padecer diabetes, ayudan a acumular grasa en el abdomen y reducen la capacidad del sistema circulatorio.
Las grasas de origen animal aumentan el colesterol y en consumos altos son factor importante para que aparezcan los infartos al corazón.
Los carbohidratos, harinas y azucares en exceso pronostican obesidad además de que aumentan las dificultades para respirar.

No es que sea esta una sección sobre el buen comer o que quiera parecer 'la tía de los consejos saludables', más bien creo que si aprendemos a comer adecuadamente podemos olvidarnos de varios problemas de salud y si comenzamos con una dieta balanceada podemos descubrir algunos de los beneficios que los alimentos le traen a nuestro cuerpo.

Hoy tenemos la opción de ser consientes sobre nuestro cuerpo, nuestro peso y la apariencia que queremos tener, de nosotros depende que parezcamos un esponjoso pastelillo o un jugoso y delicioso mango.