independizate-vivir-sola-asusta-pero-entusiasma

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Independízate: Vivir Sola, asusta pero entusiasma

¿Tienes la cosquillita de rentar tu propio epa? Esto es para ti

08/05/2015 | Autor: Judith Lucio / @Judith_Lucio
Comparte en:

Parece que parte esencial de crecer y madurar es vivir sola y probablemente tú, al igual que muchas chicas de #Veintitantos, tengas la inquietud por comenzar tu vida independiente pero dar ese siguiente paso lejos de casa es algo que realmente asusta aunque al mismo tiempo entusiasma.

Muchas de las veces en que sentimos la necesidad de huir de nuestro hogar es porque parece que ya no nos sentimos satisfechas con lo que tenemos ahí. En ocasiones es necesario tener un territorio bien marcado y con sentido de pertenencia en el que tú y nadie más pueda reinar y en donde las únicas reglas que importen sean las tuyas. Aunque más bien pareciera que sólo pretendemos probarnos en una batalla contra el mundo adulto.

Podríamos pensar que mudarse y vivir sola es cosa sencilla pero en realidad no lo es, antes de comenzar tus planes debes considerar:

Platicarlo con tus padres. Esta es la cuestión más complicada, a ellos les cuesta mucho trabajo desprenderse de los hijos porque en el fondo creen que se olvidarán de ellos (lo que no saben en realidad, es que tú serás quien más sufrirá y se arrepentirá y no tardarás mucho en descubrirlo).

Ser valiente y firme con la decisión que ya tomaste. No se vale echarse para atrás, después de todo es lo que consideras importante para 'crecer y madurar'.

Estar consciente del paso que vas a dar y de las responsabilidades que esto implica. No sólo significa que te vas a mandar sola sino que te vas a mantener sola, de ahora en adelante todos los gastos correrán por tu cuenta y quizá tengas que olvidarte de cantar bajo la regadera durante horas. A partir de hoy sólo buscaras formas para ahorrar.

Puede que las cuestiones anteriores te asusten un poco pero no puedes negar que también te entusiasman, eso de pasear en ropa interior por tu sala o comedor suena bastante atractivo y no tener que escuchar un regaño cuando la fiesta se alargó parece muy alentador o mejor aún, dejar que tu cuerpo haga sonidos extraños en el momento que así lo necesite sin que nadie dude de tu educación y clase se ve bastante seductor.

Así que, si crees que ya estás lista para comenzar una vida por tu cuenta, no permitas que nadie ni nada arruine tus planes, después de todo pagar renta y comida será el menor de los males a partir de hoy.

Comparte en:

Notas relacionadas