aplica-la-tecnica-infalible-para-ordenar-tu-closet-de-marie-kondo

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Aplica la técnica infalible para ordenar tu closet de Marie Kondo, ¡renuévate!

Comienza el año súper renovada

Aplica la técnica infalible para ordenar tu closet de Marie Kondo, ¡renuévate!
27/12/2016 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

 

El Año Nuevo es la oportunidad de renovarnos, y qué mejor que comenzar por nuestros armarios para sacar lo viejo y dejar que entre lo nuevo.

Por eso les compartiremos un poco de la técnica de nuestra gurú del orden favorita, Marie Kondo, para tener el closet en orden de una vez por todas. 

 

Brasieres básicos que toda mujer debe tener en su clóset

 

La japonesa se ha convertido en una sensación a nivel mundial, pues su libro  ‘La magia del orden: herramientas para ordenar tu casa... ¡y tu vida!’ se ha vuelto la nueva Biblia del orden, y su método de limpieza de clósets es lo máximo: deshacerse de todo lo que no te hace feliz y doblar la ropa para guardarla en vertical. Así de simple.

El secreto del éxito del método, llamado KonMari, es empezar tirando todo aquello que no necesitas ni te hace feliz. Para ella organizar no es más que decidir si tirar o no un objeto, y dónde lo vas a guardar. 

Aquí les dejamos un resumen de los pasos para logar un guardarropa bien organizado:

  • Elige bien el momento para poner orden.

Ponte a ordenar a primera hora de la mañana: es cuando la mente está más despejada de toda la jornada. Hazlo en un espacio tranquilo, si puede ser sin música o, como mucho, con música ambiental. Es importante que lo hagas sola, así evitas que influyan en tus decisiones o quieran quedarse algo de lo que tiras.

  • Organiza por categorías, no por lugar.

Debes vaciar todos los muebles en los que tienes ropa y concentrarla toda en un solo lugar. Es la manera de ver su volumen real y descubrir si tienes prendas parecidas u "olvidadas". Sin miedo a tirar lo que no te pones. Pon encima de la cama toda la ropa y complementos y haz montones por categoría (camisas, chamarras, faldas, etc.). Descarta primero la ropa de otra temporada y luego con  la de la temporada en curso.   

  • No guardes en tu armario nada que no te dé alegría, tira todo lo que no te dé amor. 

Marie dice que debes tomar los objetos uno a uno con las manos, sólo así podrás saber si los quieres o no. Piensa en si te hace feliz, en su uso... y si decides no quedártelo déjalo ir con gratitud por los buenos momentos compartidos.

 

Accesorios que puedes robar del clóset de tu galán

 

  • Quédate solo con lo que realmente te encanta.

No guardes la ropa que te da pena tirar para estar por casa o como pijama, la acumularás y seguirás sin ponértela. Lo que no necesitas tú, tampoco nadie de tu familia. Cuando acabes de escoger la ropa, lo habitual es que te quedes con un tercio de toda la que tenías.

  • Guarda en vertical y con pocos accesorios.

La mayoría de ropa se debe guardar doblada, de manera que se pueda colocar en cajones o cajas en posición vertical, ¡te cabrá mucha más! Cada tipo de objeto solo debe guardarse en un sitio. Por ejemplo, todas las camisetas en un cajón concreto. No abuses de las soluciones de almacenaje (casilleros, contenedores). Cuanto más sencillas sean, como cajoneras o cajas de zapatos, mejor. Los métodos de almacenaje tienden a complicar el orden. Evita poner nombres a todo, es "ruido" en el armario.

  • ¿Y las prendas de valor sentimental?

Para Marie Kondo al no tirar muchos de estos objetos lo que hacemos es aferrarnos al pasado. El espacio en el que vivimos debería ser para la persona en que nos estamos convirtiendo no para la persona que fuimos en el pasado.

 

A medida que reduces tus posesiones llega "el momento del clic": en él alcanzas la cantidad de objetos correcta para ti. Tus sentimientos te han servido de criterio y "alcanzas" el orden. Entonces sientes una sensación de felicidad. 

Muchos seguidores de Marie afirman que tras ordenar descubrieron lo que realmente querían hacer con su vida y cambiaron de trabajo o de pareja. El "arte de desechar" afina tus habilidades para tomar decisiones e incluso desintoxica tu cuerpo. Organizar restaura el equilibrio entre las personas, sus posesiones y su hogar y pone en orden tu vida.

Comparte en:

Notas relacionadas