se-una-estrella-porno-en-la-cama

Revista Veintitantos

Sé una estrella porno en la cama

¡Te decimos cómo hacerlo (y disfrutar muchísimo al mismo tiempo)!

Sé una estrella porno en la cama
Archivo
13/06/2018 | Autor: @20s
Comparte en:

¿Tienes ganas de darle gusto en la cama? ¡cumple su fantasía literalmente y transfórmate en una estrella porno! 

¿A quién no le gustaría ser la fantasía sexual de todo hombre? ¡obvio a todas! si ellos llevan babeando desde que tenían 13 años por las actrices porno, ¿por qué no transformarnos en una de esas mujeres por una noche?
Sigue estos consejitos para que tenga sueños húmedos contigo todas las noches:

Toma nota:

Ponte sexy: El chiste de convertirte en una estrella porno es olvidarte un poco de cómo eres. Ve a una sex shop y busca ropa interior que no te pondrías usualmente, puede ser vulgar, recatada, transparente o con encaje… ¡dale rienda suelta a la imaginación! También puedes usar accesorios que te hagan sentir más 'hot', como zapatos de tacón transparente o esencias que usualmente no usarías.

Sedúcelo: cuando llegues a la habitación donde sucederá la acción, prepárate en un lugar donde no pueda verte y haz una entrada triunfal: puedes entrar gateando o caminando sensualmente mientras aflojas una de tus prendas. La única regla es dejar que te vea de cuerpo completo.

Tal como hacen las porn-stars, alarga el jugueteo previo: no escatimes en besos, caricias y cositas sorprendentes que lo exciten para tenerlo más emocionado e interesado que nunca. Trata de llevar la batuta de la situación y ser dominante.
Ya que lo tienes listo y súper excitado, dale una sesión de sexo oral que jamás olvide. Puedes checar nuestros tips aquí. Eso sí, trata de detenerte cuando creas que ya va a terminar, para que puedan seguir y seguir toda la noche.

Luego, experimenta con alguna posición que jamás hayas intentado pero que siempre hayas querido probar: pueden tener sexo contra la pared, ponerte de lado, dejar que te penetre mientras acaricia otros lugares… ¡inspírate viendo algunos vídeos y experimenta!

Dile cosas que lo hagan sentir sexy: una frasecita sucia dicha directamente a su oído puede hacer maravillas explosivas por tu relación sexual. Di unas cuantas mientras jueguen y verás cómo se emociona.

Excítalo tomando mucha acción en la situación: grita, rasguña, aprieta y gime… ¡eso es lo que más prende las cosas! si no fuera así, no sucedería en el porno.

No te limites a una posición y un orgasmo, ¡trata de alcanzar varios! Si ya lograste obtener uno, ve por el segundo. De verdad, vale la pena y él lo disfrutará muchísimo.

¿Por qué no hacerlo en serio y grabarte? Pon una cámara en algún lugar y graba tu sesión enterita. Cuando tengan ganas de recordarla, pónganla y hagan nuevas travesuras. (Nada más que no lo subas jamás a la nube porque ya sabemos qué pasa después) Grrr...

Comparte en:

Notas relacionadas