skin
skin

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Este es el mayor miedo sexual de los hombres

Este es el mayor miedo sexual de los hombres

Ellos también “llegan” nerviosos a la cama por esta razón.

18/09/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Así como algunas de nosotras llegamos a la cama con algunos temores e inseguridades, los hombres también tienen los suyos, aunque hablan poco al respecto. Gracias a varias encuestas, ya sabemos cuál es su mayor miedo sexual y te podemos decir cómo ayudarle a superarlo. 

 

Varios estudios, encuestas y sondeos coinciden en que el temor número uno de los hombres en la cama no es ni el tamaño de su pene ni su habilidad, es… ¡eyacular demasiado pronto!

 

 

 

 

 

Esto es algo que en verdad los obsesiona y no les permite disfrutar del resto de la experiencia por estar concentrados en no “venirse” rápido. A menudo se centran en el problema de “¿qué pasa si acabo demasiado pronto?”, lo cual los desconecta del momento e irónicamente, hace puedan perder el control

 

También: 7 formas de retardar la eyaculación durante el sexo

 

 

¿Cómo ayudarlo?

 

Para ayudar a tu pareja a superar la ansiedad, lo mejor es mantener su mente en el momento presente, si se concentra en el aquí y el ahora, no habrá espacio para el “¿y si pasa?”.

 

Hay tres formas súper fáciles de lograrlo: 

 

1. Masajea gentilmente su espalda, hombros y cabeza durante el sexo. “Los toques sensuales envían una señal de calma a su cerebro diciéndole que las cosas están bien, entonces será menos probable que le preocupe lo que podría ocurrir”, afirma la doctora Barbara Keesling, autora del libro ‘The Good Girl’s Guide to Bad Girl’s Sex’.

 

 

 

2. Haz contacto visual con él y manténganse así unos segundos. Según la doctora Melanie Greenberg, terapeuta cognitiva de California, este “es uno de los mayores signos de intimidad, de esta manera le recuerdas que ambos tienen una fuerte conexión y que están en esto junto, ahora, lo cual le ayudará a mantenerse en el presente”.

 

3. Dile exactamente cómo te hacen sentir sus movimientos. Dile frases como “Adoro que toques mi clítoris así” o “Me pones a mil cuando haces eso, no pares”. Poner atención en las sensaciones físicas le recuerda a tu pareja que debe enfocarse en sus acciones, no en sus pensamientos.

 

 

También: 5 secretos sexuales que un hombre jamás te confesará

 

 

Recuerda que todo es cuestión de confianza, respeto y paciencia. 

 

 

 

 

 

 

Notas relacionadas