el-sexo-de-reconciliacion-podria-ser-mala-idea-segun-la-ciencia

Revista Veintitantos

El sexo de reconciliación podría ser mala idea según la ciencia

Conoce la razón de nunca hacerlo

El sexo de reconciliación podría ser mala idea según la ciencia
Pexels
15/02/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

El sexo tiene muchos beneficios y puede ser una solución para muchos males como el dolor de cabeza o el insomnio. Sin embargo, los científicos han llegado a la conclusión de que tener sexo de reconciliación para terminar una discusión de pareja podría ser mala idea, en especial para la mujer.

El sexo ocasional es bueno para tu salud 

Un estudio realizado por los expertos de la Universidad Bucknell en Pensilvania, Estados Unidos, demostró que tener relaciones después de las peleas o durante ellas no es la mejor manera de dar por terminado un conflicto, por lo menos desde la perspectiva femenina.

La investigación, titulada ‘Sex differences in reconciliation behavior after romantic conflict’ ('Las diferencias sexuales en el comportamiento de reconciliación después del conflicto romántico'), encuestó a 74 parejas sobre sus hábitos y conductas para la reconciliación, y encontró que a la mayoría de las mujeres no les gusta usar el sexo para resolver sus diferencias con sus parejas.

El doctor Joel Wade, líder de la investigación, aseguró que las mujeres están dispuestas a tener sexo después de las discusiones, pero no para resolverlas.

“[La intimidad es su forma] de comunicarle a su pareja que aún están sexualmente accesibles y que no quieren terminar con la relación”, explicó el científico. Sin embargo, el estudio demostró que ellas prefieren otras formas de terminar con las discusiones, como una disculpa o incluso el llanto.

“Las mujeres encuentran el hecho de que su pareja se disculpe como una técnica efectiva de reconciliación, porque lo ven como un acto de altruismo. La disculpa (...) demuestra apoyo emocional”, agregó el especialista.

Make up sex: Haz de la reconciliación el mejor sexo de tu vida 

Además, el llanto es una prueba de arrepentimiento y de que realmente desea solucionar el conflicto, o que la persona se ha puesto en contacto con sus emociones y que se siente mal por la discusión.

Sin embargo, hay que hacer una distinción entre el sexo que se tiene en medio de un conflicto para llegar a la reconciliación, y el que se practica después de que el problema se solucionó por otra vía y funciona como una forma de celebrar que están bien como pareja. Quizá el segundo no sea tan mala idea, ¿tú qué opinas? 

 

 

Con información de Telemundo.

 

Comparte en:

Notas relacionadas