8-practicas-sexuales-peligrosas-que-deberias-evitar-este-ano

Veintitantos

8 Prácticas sexuales peligrosas que deberías evitar este año

Evita malestares innecesarios y dedicate sólo a gozar de placer.

8 Prácticas sexuales peligrosas que deberías evitar este año
We Heart It
09/01/2018 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Quizá tus propósitos sexuales de Año Nuevo incluyen ser más aventurera en la intimidad o probar cosas nuevas y extremas, pero antes de empezar a experimentar te conviene conocer algunas prácticas que podrían ser realmente peligrosas y evitarlas.

 

Ahora que le estamos dando la bienvenida a un nuevo año, es buen momento para hacer un repaso de las técnicas de sexo que se han convertido en un problema de salud para muchas personas y que convendría dejar en el pasado. 

Checa la lista y toma nota: 

 

1. Sexo químico. Mejor conocido como chemsex, se trata de consumir sustancias tóxicas, como las metanfetaminas o cocaína, con la intención de que el sexo sea más duradero y “placentero”, pero obviamente no es nada saludable. Los especialistas han advertido del riesgo de mezclar sex con drogas, ya que esta “moda” ha aumentado las tasas de enfermedades de transmisión sexual.

 

Mira más sobre este tema aquí: Qué es el sexo químico que está de moda y por qué es tan peligroso 

 

2. Hematolagnia. Se trata de un fetiche sexual relacionado con el vampirismo, ya que los adeptos a ella encuentran la satisfacción a través del sangrado durante el acto sexual, pero las heridas se pueden salir de control y ocasionar desde infecciones hasta que la persona se desangre.

 

3. Stealthing. Significa “sigilosamente” y es súper riesgosa, pues consiste en que el hombre se quite el preservativo en medio del coito para permitir el contacto directo, que puede provocar enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados. Además, está catalogado como una forma de abuso o agresión sexual, debido a que no incluye el consentimiento de ambas partes.

 

Checa más aquí: Stealthing, la nueva práctica sexual con la que debes tener cuidado 

 

4. Omorashi. Esta práctica sexual proviene de la cultura asiática. Se trata de evitar orinar por un largo periodo para mantener la vejiga llena y de ese modo producir excitación con el dolor, pero aguantarte por mucho tiempo puede provocar infecciones de cuidado en vías urinarias.

 

5. Beso blanco. Es una práctica tomada de la pornografía en la que el hombre eyacula en la boca de una persona y después ésta le pasa el semen a otra o al propio eyaculador “de boca a boca”. Puede ser en pareja, en trío o en una orgía, y el riesgo más evidente es que al final todos los involucrados comparten fluidos que pueden transportar innumerables ETS. 

 

Mira Qué es el beso blanco y porqué es tan peligroso 

 

6. Pirofilia. Esta práctica involucra el uso de fuego durante el acto sexual y es muy peligrosa porque si no se controla puede ocasionar quemaduras muy graves o hasta un incendio y la muerte.

 

7. Enviar nudes. No es un secreto que mandarle tu pack a cualquier persona conlleva un alto riesgo de que tus fotos más íntimas terminen en los teléfonos de conocidos y desconocidos, o hasta online. Ojalá pronto llegue el día en que las personas entiendan que si alguien tuvo la confianza suficiente para compartirles sus imágenes más privadas no es para que las conviertan en asunto público, pero mientras eso sucede lo mejor es evitar enviarlas y hasta tomarlas.

 

No lo tomes a ligera, checa esto: Send nudes, ¿qué hacen ellos con el pack que les envías?  

 

8. Asfixia erótica. Consiste en interrumpir la respiración y así el paso del oxígeno hacia el cerebro. Para llevarla a cabo se utilizan bolsas de plástico, cinturones, cuerdas o las propias manos para estrangular a la pareja. Si no se controla, la noche de pasión puede acabar en una visita al hospital y no son pocos los casos en que ha cobrado la vida de los participantes.

 

BONUS: Sadomasoquismo. El boom de ’50 Shades of Gray’ nos dejó pensando que unos cuantos latigazos, golpes y torturas durante el acto sexual no tienen nada de malo. Aunque esta práctica puede ser de lo más placentera si se tienen las medidas de seguridad necesarias, también representa un peligro si no se tiene cuidado al medir la fuerza de las acciones, ya que puede provocar graves lesiones, dejar marcas permanentes o llevar a la muerte.

 

También: Qué es el sexo vainilla y porqué lo adoramos 

 

Si te vas a aventurar a probar cualquiera de estas experiencias porque sientes que es la única forma de obtener placer, debes hacerlo con mucho cuidado y con alguien de toda tu confianza, siempre bajo la plena conciencia de los riesgos y un plan de acción en caso de que algo salga mal.

 

 

Comparte en: