5-posiciones-sexuales-para-aprovechar-cada-centimetro-de-su-pene
skin
skin

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels

5 posiciones sexuales para aprovechar cada centímetro de su pene

Porque el máximo placer no depende de la talla

10/07/2019 | Autor: Dayana Alvino
Comparte en:

Aunque durante años ha existido la idea de que para que un hombre sea bueno en el sexo debe tener un pene grande, ahora que sabemos muy bien que eso es sólo un falso mito las cosas son mucho menos complejas y más divertidas.

De hecho, y de acuerdo con Elsy Reyes, especialista en relaciones de pareja y educación de la sexualidad, las mujeres “fisiológicamente no necesitamos más de cinco centímetros de longitud-pene, para tener una sensación agradable; porque la parte más inervada o sensible de nuestra vagina no mide más que eso”.

 

 

 

Así, para tener un gran placer durante el sexo, sin importar la talla del miembro de tu pareja, Reyes indica que “lo importante es que busques posturas que cierren el ángulo de penetración” y que generen el mayor roce posible para que puedas sentir más el grosor y la longitud del pene.

¿Qué posiciones sexuales son ideales para aprovechar cada centímetro del pene de tu pareja? Reyes recomienda las siguientes cinco.

 

 

 

1. Piernas cruzadas en sus hombros

Comienza debajo de tu pareja. Pídele que se hinque en la cama o de pie junto al borde de ésta, y te ayude a elevar tus piernas hasta colocar tus talones cruzados sobre uno de sus hombros. Puedes instalar almohadas debajo de tu pelvis. Lo importante es que tus piernas no se separen. Verás que la sensación de profundidad es intensa.

2. Horizontales de frente

Recuéstate en la cama totalmente en posición horizontal. Abre ligeramente una pierna para que tu pareja pueda penetrarte, y una vez hecho el asunto, junta tus muslos lo más que puedas. Él debe quedar igualmente recostado horizontalmente sobre ti. Giren y hagan lo mismo, pero tú sobre él. Lleva el movimiento deslizando tu cuerpo arriba y abajo.

3. Horizontales boca abajo

Lo mismo que la posición anterior, pero esta vez tú debes estar boca abajo. Verás que el roce se hace aún más evidente. Tu pareja puede comenzar penetrándote estando tú en posición perruna, y una vez bien asegurada la entrada, ambos deben irse recostando bien pegaditos hasta que estén totalmente ‘planchados’ en la cama. Une bien las piernas.

4. Hincada y cruzada

Pídele a tu pareja que se hinque con las rodillas un poco separadas. Te vas a colocar de espaldas a él, igualmente hincada, une tus piernas y de ser posible, crúzalas. Una vez que hayas puesto una pantorrilla sobre la otra, él debe hincarse justo detrás de ti dejando pasar tus pantorrillas entre sus muslos. Y ahora sí, deja caer tus pompis hacia atrás y que venga la penetración.

5. Envoltura en T

De nuevo, estando recostados, pídele a tu pareja que se coloque de lado. Con tu cuerpo haz una T, respecto al suyo. O sea, colócate de manera perpendicular y acerca tu pelvis hasta lograr la penetración. Ubica un muslo sobre el otro para intensificar. O bien, dobla una rodilla, pon la otra encima y envuélvela con la otra (el tobillo de la pierna cuya rodilla está arriba, debe quedar debajo del otro tobillo).

Sigue los consejos de Elsy Reyes y disfruta del máximo placer. ¡Seguramente no te vas a arrepentir!

 

Notas relacionadas