3-cosas-que-estimulan-el-orgasmo-femenino-y-no-sabias

Revista Veintitantos

3 cosas que estimulan el orgasmo femenino y no sabías

El placer no se limita a tu zona V

3 cosas que estimulan el orgasmo femenino y no sabías
Pexels
28/08/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Muchas chicas se preocupan porque no logran tener orgasmos con frecuencia y piensan que hay algo mal en ellas o que su pareja no es muy hábil. Aunque cualquiera de los dos casos puede pasar, lo cierto es que muchas personas creen que es suficiente con estimular las zonas erógenas más conocidas del cuerpo para alcanzar el máximo placer. Sin embargo, hay otras cosas que estimulan el orgasmo femenino y no tienen nada que ver con tu zona V. 

Existen muchas diferencias entre el orgasmo de la mujer y el del hombre, y por lo tanto se puede conseguir de distintas formas que no siempre implican contacto sexual como tal, pues como sabemos, es muy raro que una chica llegue al clímax con la simple penetración. 

De acuerdo a Rebecca Rosenblat, psicoterapeuta especializada en relaciones de pareja y sexualidad, lo ideal es que tanto hombres como mujeres dejen de enfocarse en su desempeño en la cama y mejor traten de crear un ambiente libre de cualquier tipo de estrés o ansiedad. 

Al estar relajada, la mujer podrá sentirse cómoda y dejarse llevar, lo que le permitirá tener una experiencia más placentera y hará más fácil el camino al ansiado orgasmo. 

Toma nota de cómo puedes logarlo: 

1. Cuida los aromas 

 

 

 

El olfato es el sentido que nos conecta con nuestra naturaleza más primitiva. Cuando sentimos atracción por alguien, se generan varias reacciones químicas en el cerebro que comienzan siempre con el olor corporal de la persona en cuestión. Aunque los sexólogos recomiendan confiar en el olor natural que emana un cuerpo aseado, Rosenblat recomienda que se usen algunas fragancias masculinas, ya que están relacionadas con altos niveles de testosterona. Checa aquí otros aromas que resultan súper afrodisíacos y no dudes en usarlos para ambientar tu próxima sesión de sexo. 

2. Tener los pies calientes 

 

 

 

Los pies tienen más importancia de la que te imaginas a la hora de la intimidad porque están conectados a la misma área cerebral que los genitales. Un grupo de científicos de la Universidad de Groningen comprobó que las mujeres que tenían un encuentro sexual con los calcetines puestos tenían 30% más posibilidades de alcanzar un orgasmo que aquellas que no. Si no te suena nada hot la idea de tener sexo con los calcetines puestos, puedes cambiarlo por un buen masaje en los pies para elevar la temperatura (en todos los sentidos). 

3. La espalda es una gran zona erógena 

 

 

 

Con la estimulación correcta, tu espalda puede darte mucho placer. Lo ideal es besar, acariciar o cosquillear el lado derecho de esta zona, ya que tiene más terminaciones nerviosas que el lado izquierdo. Otro movimiento súper candente es que él recorra con su lengua tu espalda, comenzando por la nuca hasta llegar a los glúteos. Para la mayoría de las chicas, esa sensibilidad se extiende a las caderas, hombros, vientre y muñecas, así que dile a tu pareja que no se limite. 

Mira también: Fingir un orgasmo sí puede ayudarte a tener uno real 

¿Se te había ocurrido? 

 

 

 

Con información de El Confidencial.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Comparte en:

Notas relacionadas