emilia-clarke-estuvo-punto-de-morir-mientras-grababa-game-thrones

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Emilia Clarke estuvo a punto de morir mientras grababa 'Game of Thrones'

La actriz sufrió dos aneurismas y se sometió a tres operaciones cerebrales sin  que nadie se enterara

Emilia Clarke estuvo a punto de morir mientras grababa 'Game of Thrones'
IMDB
22/03/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

¡Casi nos quedarnos sin ‘Khaleesi’ y nosotros ni en cuenta! La actriz Emilia Clarke, quien interpreta a Daenerys Targaryen en Game of Thrones reveló que estuvo a punto de morir a causa de dos aneurismas que sufrió durante las primeras temporadas de la serie.

En un ensayo publicado por la revista The New Yorker, la británica de 32 años relató que se ha sometido a tres cirugías cerebrales desde 2011, las cuales pudieron terminar en una desgracia.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por @emilia_clarke el

 

Tras el estreno de la primera temporada de GoT, en 2011, Emilia presentó los primeros síntomas de enfermedad. Clarke sufrió el primer accidente cerebrovascular mientras trabajaba con un entrenador, y así lo relató:

“Mi entrenador me dijo que me colocara en la posición de plancha e inmediatamente sentí como si una banda elástica me apretara el cerebro”, recuerda la actriz, quien agregó que apenas logró llegar con dificultad al vestidor “casi gateando” mientras el dolor aumentaba.

“Alcancé el lavabo, me caí de rodillas y procedí a vomitar de manera violenta y voluminosa mientras el dolor se volvía peor”, relató la intérprete, quien supo entonces que su “cerebro estaba dañado”.

 

Tras ser llevada al hospital, Emilia fue diagnosticada con una hemorragia subaracnoidea (HSA), resultado de la ruptura de un aneurisma intracraneal. “Como descubrí después, alrededor de un tercio de pacientes con HSA mueren inmediatamente o poco después de un ataque”, señaló la estrella.

Clarke tuvo que ser sometida a una primera intervención quirúrgica sin apertura de cráneo. La actriz relata que días después de la operación, fue incapaz de recordar su nombre cuando la enfermera se lo preguntó.

El procedimiento salió bien, pero la actriz sentía un dolor insoportable y presentó afasia, que es la incapacidad de comprender y expresar el habla.

“Palabras sin sentido salían salieron de mi boca y entré en un pánico ciego. Nunca había experimentado un miedo así, una sensación de fatalidad acercándose. Podía ver mi vida por delante, y no valía la pena vivirla. Yo soy actriz, necesito recordar mis líneas. Ahora no puedo recordar mi nombre”, comentó. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por @emilia_clarke el

 

“En mis peores momentos me quise desconectar. Le pedí al personal médico que me dejara morir. Mi trabajo, todo mi sueño de lo que sería mi vida, centrado en el lenguaje, en la comunicación. Sin eso, estaba perdida”, escribió la también protagonista de Yo antes de ti.

Una semana después la afasia pasó, y tras un mes hospitalizada salió del hospital, a pesar de tener otro aneurisma más pequeño que podría “estallar” en cualquier momento.

Para ese momento, Emilia estaba de vuelta en el trabajo, promocionando la primera temporada de Game of Thrones.

“Recuerdo vívidamente haber pensado, no puedo mantenerme en pie, ni pensar ni respirar, y mucho menos tratar de ser encantadora. Tomaba sorbos de morfina entre las entrevistas. El dolor estaba allí, y la fatiga era el peor agotamiento que había experimentado, multiplicado por un millón”, continuó Clarke.

 

Dos años después, en 2013, los médicos encontraron otro aneurisma del doble del tamaño del anterior, y tuvieron que operarla de nuevo.

“Cuando me despertaron, gritaba de dolor. El procedimiento había fallado. Tuve una hemorragia masiva y los médicos dejaron claro que mis posibilidades de sobrevivir eran precarias si no operaban de nuevo. Esta vez necesitaban acceder a mi cerebro de la manera tradicional, a través de mi cráneo. Y la operación tuvo que hacerse de inmediato”, continuó la actriz.

Después de este procedimiento, Clarke experimentó el dolor más intenso de su vida: “Parecía que había pasado por una guerra más espantosa que cualquiera que haya experimentado Daenerys. Salí de la operación con un drenaje que salía de mi cabeza. Pedazos de mi cráneo habían sido reemplazados por titanio”.

El proceso de recuperación en el hospital, que duró alrededor de un mes, fue muy difícil. “Recuerdo que estaba convencida de que no iba a sobrevivir”, confiesa.

En ese entonces, algunos medios hablaron de sus problemas de salud, pero ella los negó categóricamente, pues no estaba lista para compartir su historia, hasta ahora.

Sin embargo, ahora Emilia Clarke se siente totalmente recuperada y agradecida por haberse salvado de la muerte dos veces.

“En los años transcurridos desde mi segunda cirugía, me he curado más allá de mis esperanzas más irracionales. Ahora estoy al cien por ciento”, sentenció la británica.

Mira también: Extrema delgadez de Zayn Malik sería resultado de una enfermedad

Emilia finalizó su poderoso ensayo anunciando el lanzamiento de una nueva organización benéfica, ‘SameYou’, para ayudar a las personas a recuperarse de accidentes cerebrovasculares y lesiones cerebrales.

Además, a través de su Instagram agradeció a los fans por todo su apoyo tras compartir su terrible experiencia:

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por @emilia_clarke el

¡Qué increíble historia de supervivencia!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Comparte en:

Notas relacionadas