50-sombras-liberadas-de-las-fantasias-carnales-las-materiales

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

'50 sombras liberadas' de las fantasías carnales a las materiales

Es como una campaña para el matrimonio

Reseña de 50 sombras liberadas de Veintitantos
Cortesía Universal Pictures
09/02/2018 | Autor: @LucyEditora
Noticias / Entretenimiento
Comparte en:

Este fin de semana llega a los cines la última parte de la trilogía 50 Shades of Grey que fue escrita por E.L. James como un fan fiction inspirado en Crepúsculo

Desde sus primeras versiones en libros, no era más que un placer culposo que sonrojaba a las lectoras mientras leían la primera entrega que se publicó gratis en Goodreads

Pero el fenómeno creció de tal forma, que se convirtió en una de las cintas más esperadas en 2015. Hoy tres años después, llega la parte final de esta historia a la que obviamente le han llovido críticas y malas reseñas. 

 

Las tres cintas han enfrentado serios problemas de historia, pues no hay giros, clímax o intrigas que realmente mantengan en suspenso al espectador ni tampoco las escenas sexuales han sido lo suficientemente fuertes para llamar la atención de más audiencia. Incluso se han diluido en la búsqueda de llegar a una audiencia más grande por lo que llegan a esta tercera entrega más deslavadas que en la primera. 

Quizá el gran éxito del libro radicó en que al final, la imaginación del lector era la que completaba esos huecos en la acción, pero en el cine no ocurre igual, uno quisiera sonrojarse y emocionarse frente a la pantalla y eso no sucede. 

 

 

La historia de 50 sombras liberadas empieza con la esperada y suntuosa boda de Anastasia Steel y Christian Grey, el magnate sado que se enamora de la inocente y de clase media Anastasia, quien al contraer matrimonio y después de varias sesiones de sexo "intenso" se siente empoderada y dispuesta a liberar a su "inner goddess", como la describen en el libro. 

Entonces la vemos enfrentarse ante la coquetería descarada de otras mujeres frente a su marido, a luchar por tener una carrera y ser independiente de su esposo y a incluso, a luchar por las llaves del Audi e ir al volante. 

 

 

La película por momentos irrita, con diálogos sosos o líneas que se sienten demasiado ensayadas, pero acierta en mostrar todas esas fantasías que se acumulan en la mente al buscar el amor. 

La gran boda, una luna de miel en avión privado por toda Europa, un fin de semana en una lujosa casa en Aspen, un diamante que tiene más tiempo a cuadro y close ups que Marcia Gray Harden quien interpreta a la mamá adoptiva de Christian Grey y un sin fin de lujos y estilo de vida que a nadie le molestaría tener.

 

 

El villano, Jack Hyde, con motivos bastantes cuestionables, se resuelve con una investigación al pasado donde tiene más razones para hacerle la vida imposible a Grey que a Anastasia. 

Y una vez más el soundtrack no decepciona y enmarca momentos que intentan arrancar suspiros entre las espectadoras. La actuación de Dakota Johnson mejora, pero a Jamie Dornan, aunque aparece más guapo, se percibe que lo único que le urgía era terminar con ese contrato. 

 

Veredicto Veintitantos

Vela para terminar con ese capítulo pero no esperes más allá de lo que esperarías en tu novela favorita del canal 2. 

 

 

 

Comparte en:

Notas relacionadas