bienestar.nutricion.por-que-los-vinos-costosos-nos-saben-mejor

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Veintitantos

¿Por qué los vinos costosos nos saben mejor?

¿Te ha pasado?

¿Por qué los vinos costosos nos saben mejor?
Pexels
14/02/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Se cree que mientras más caras sean las cosas, mejor calidad tienen. Esta creencia por supuesto se aplica a los vinos, ya que entre más costoso sea, nos sabe mejor. Sin embargo, un nuevo estudio reveló que todo es una ilusión de nuestro cerebro.

Un estudio realizado por Bernd Weber, director del Centro de Economía y Neurociencia de la Universidad de Bonn (Alemania), reunió a 30 voluntarios con una edad promedio de 30 años para descubrir si el placer que se siente al beber el vino está influenciado por el costo del mismo.

A cada voluntario se le dieron 3 copas de vino, mismas que debían catar con los ojos vendados y conectados a un monitor cerebral. Como parte de la investigación, a los participantes se les dijo que cada copa tenía un costo distinto: uno carísimo, uno de precio intermedio y otro de bajo costo a pesar de ser el mismo vino en cada caso.

Esta es la mejor temperatura para disfrutar un vino mexicano 

Los resultados, publicados en la revista científica Scientific Reports, encontraron que los participantes dijeron que el vino “más caro” sabía mejor que el “más barato”.

“El sistema de recompensa y motivación se activa de forma más significativa con los precios más caros y, aparentemente, aumenta la experiencia del sabor de este modo”, dijo Weber en un comunicado retomado por el portal HealthDay. 

“Pero hasta ahora no ha estado claro el modo en que la información sobre el precio en última instancia provoca que el cerebro perciba que el vino caro también sabe mejor”.

Esto quiere decir que mientras más costoso resulte algo, más altas son nuestras expectativas y en cuanto a la comida, esto afecta el sabor que percibe nuestro cerebro y la forma en la que lo procesa. 

Vino azul: revolución y polémica en el mundo de los tragos 

¿Te ha pasado?

Comparte en: