la-comida-chatarra-te-podria-volver-distraida

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

La comida chatarra te podría volver distraída

El poder de distracción ya no radica en lo que haces sino en lo que comes.

La comida chatarra te podría volver distraída
We Heart It
09/01/2018 | Autor: Azucena Cortez
Comparte en:

 

Necesitas acabar ese trabajo escolar o terminar los pendientes en tu trabajo y piensas que nada ni nadie podría distraerte… pero de pronto te encuentras con los dulces de la posada pasada o ese trozo de pastel del cumpleaños del fin de semana y dejas de hacer lo que estabas haciendo.

 

 

No te sientas culpable por ello, pues según un estudio realizado por el Departamento de Ciencias Psicológicas y Cerebrales de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, en Estados Unidos, la comida chatarra es una gran distracción, incluso cuando estás en tu punto máximo de concentración, pues la azúcar es la que gana en contra de las verduras para desviar nuestra atención. Y esto suele pasar más a menudo cuando no te alimentas bien. 

 

También: La factura de Año Nuevo, el precio a pagar por divertirte sin control en diciembre

 

En esta investigación participaron 18 personas, a quienes se les presentó una serie de imágenes de alimentos altos en grasas y azúcares, y otras de alimentos saludables. Cada imagen aparecía en pantalla durante sólo 125 milisegundos, lo cual según los investigadores es muy poco tiempo para discernir lo que se ha visto, pero es lo suficiente para que el cerebro procese la información visual.

 

 

"Queríamos ver si las imágenes de los alimentos, en particular los alimentos ricos en grasas y calorías, serían una distracción para las personas involucradas en una tarea complicada", señaló el coautor Howard Egeth, profesor del Departamento de Ciencias Psicológicas y Cerebrales. "Entonces les mostramos zanahorias y manzanas, y los ralentizó. Les mostramos bicicletas y tachuelas, y los ralentizó. Pero cuando les enseñamos pastel de chocolate y hoy dogs, estas cosas los ralentizaron casi el doble “.

Es así como los investigadores llegaron a la conclusión de que a pesar de que todas la imágenes en general distraían a los participantes, las que eran de alimentos ricos en grasas y azúcares distraían el doble que aquellas de alimentos saludables y objetos no comestibles.

 

 

También: Embarrarte de pastel a los 30, la nueva tendencia cumpleañera en Instagram

 

En un segundo experimento, los participantes comieron dos barras de chocolate antes de comenzar a ver las imágenes en la computadora. Los investigadores se sorprendieron al descubrir que después de haber comido el chocolate, los participantes no encontraban las imágenes de alimentos con alto contenido de grasas y calorías más molestas que las comidas sanas u otras imágenes.

"Supongo que fue porque era un refrigerio delicioso, alto en grasa y chocolatoso", dijo Egeth. "¿Pero y si les diéramos una manzana? ¿Qué pasaría si les diéramos un refresco sin calorías? ¿Qué pasaría si les dijéramos a los sujetos que obtendrían dinero si realizaran la tarea rápidamente, lo que sería un verdadero incentivo para no distraerse? ¿Podrían las imágenes de comida chatarra anular incluso eso?”, finalizó.

 

 

También: Conoce la dieta de Harvard, la mejor para adelgazar este año

 

Ahora es más visible que cuando la comida es completamente irrelevante, e incluso cuando las personas piensan que están trabajando duro y concentrándose, la comida tiene el poder de colarse y captar nuestra atención, al menos hasta que comamos un poco de ella.

 

Con información de Johns Hopkins University.

 

 

Comparte en:

Notas relacionadas