accesorios-que-no-necesitas-para-correr

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Accesorios que NO necesitas para correr

Mejor déjalos en tu casa 

Accesorios que NO necesitas para correr
iStock
13/03/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

De unos años para acá, el running se ha convertido en la actividad más popular entre los millennials, por lo que cada día vemos en el mercado más accesorios innovadores para acompañarte a correr. Sin embargo, la mayoría resultan inútiles o prescindibles, en especial para los corredores novatos y para quienes sólo lo ven como un hobbie.

 

En teoría sólo necesitas unos buenos tenis deportivos y no tener ninguna condición física limitante para gozar de los beneficios de correr. Entre las ventajas del running también está que puedes hacerlo en cualquier sitio y no se necesita una gran inversión, siempre y cuando no seas shoppaholic.

 

Cuando empiezas a correr parece que nunca tendrás suficientes accesorios, pero en realidad éstos sólo son necesarios cuando te conviertes en runner experto y participas en maratones o carreras en montaña, ya que pueden mejorar tus entrenamientos y tu experiencia.

Por eso aquí te decimos qué accesorios no necesitas para correr si eres novato:

 

1. Prendas de compresión

 

Son aquellas que gracias a su tejido comprimen el músculo facilitando la circulación y el regreso de la sangre al corazón, lo que mejora la oxigenación de los tejidos. Entre estas podemos encontrar camisetas, mallas, y sobre todo musleras y espinilleras. Los estudios han demostrado que las medias de compresión mejoran el rendimiento de los corredores, retrasando la aparición de la fatiga y acelerando la recuperación. Sin embargo, éstas sólo son necesarias en carreras de larga o media distancia. Si eres un runner novato y por ahora sólo haces carreras cortas, guarda ese dinero para otros accesorios más útiles y espera hasta que aumentes tu kilometraje para usarlas.

 

2. Cordones elásticos

 

Se trata, como su nombre indica, de unos cordones de goma bastante elásticos con un único cierre en el extremo. Se ajustan rápidamente y con un simple movimiento, por eso son los favoritos de los triatletas, quienes necesitan cambiar su calzado muy rápido en las transiciones. Sí, se ven lindos y nos son tan caros, pero tampoco son indispensables. Si estás empezando a correr, no tiene sentido que cambies las agujetas de tus tenis por unos cordones elásticos, a menos que quieras ser triatleta y tu prioridad al entrenar sea cambiarte los zapatos. 

3. Frontal de luz

 

A menos que vayas a correr de noche en un sitio súper oscuro, es bastante prescindible. Si quieres hacerte visible lleva prendas reflejantes. De hecho, la mayoría de prendas para runners, incluidos los tenis, suelen tener algún elemento reflectante. Además, ¿de verdad irías a correr de noche a un lugar oscuro y solitario? Lo mejor es hacerlo en sitios iluminados, por seguridad.

 

4. Pulsómetro de última generación

 

Si quieres controlar tu frecuencia cardíaca sin gastar mucho dinero, no tienes que comprar un reloj con pulsómetro óptico integrado en la muñeca, porque los de banda al pecho funcionan perfecto y son más baratos. Si quieres un GPS, siempre puedes usar apps para móvil como Strava, Runtastic, Nike+ Run Club o Runkeeper.

 

5. Mochila de hidratación

 

Si estás comenzando no vas a hacer muchos kilómetros y podrás sobrevivir perfectamente si te hidratas antes y después de correr, será más que suficiente. En todo caso puedes llevar un cilindro o botella con agua, pero estas mochilas suelen ser caras y es mejor reservarlas para cuando hagas carreras más largas o en sitios aislados con poco acceso a fuentes de hidratación.

 

6. Geles y bebidas energéticas

 

Obvio la hidratación y la nutrición son súper importantes para un deportista, pero a veces se nos va la mano con los productos diseñados específicamente para atletas de alto rendimiento cuando aún somos novatos. Existe una vasta oferta de productos para renovar fuerzas durante nuestro entrenamiento, uno de éstos son los geles energéticos. Todos hemos visto a runners en una carrera de 5 o 10 kilómetros consumiendo geles de glucosa a mitad del recorrido, cuando éstos y las gomitas energéticas son para distancias muy largas en las que baja la reserva de glucógeno de nuestro organismo. Para carreras cortas sólo céntrate en llevar una alimentación adecuada. También se hace un uso indiscriminado de las bebidas energéticas para recuperarnos, cuando la mayoría de las veces es suficiente el agua como bebida de reposición. Recuerda que estas bebidas, a demás de agua y electrolitos, suelen contener mucha azúcar, que podría sabotear tu propósito de ponerte en forma, así que modera tu consumo.

 

Lo que sí necesitas

 

Para entrar al mundo del running debes invertir en un par de tenis de calidad especiales para correr, que amortigüen el impacto de la pisada y cuiden tus articulaciones. También necesitarás prendas cómodas que absorban la humedad y te mantengan fresca, y un sostén que controle el movimiento de tus boobs. También te conviene hacerte un chequeo médico y una prueba de esfuerzo para asegurarte de que puedes correr sin bronca.

 

Por lo demás, sólo concéntrate en aprender la técnica de carrera y en ir sumando kilómetros. Cuando acumules experiencia e incursiones en carreras de media y larga distancia, tendrá más sentido contar con accesorios más especializados.

Comparte en:

Notas relacionadas