bienestar.fitness.5-mitos-de-nutricion-que-hasta-tus-amigas-mas-fit-se-creyeron

Veintitantos

5 Mitos de nutrición que hasta tus amigas más fit se creyeron

Si tienes una rutina para cuidar tu cuerpo, informarse es primordial.

Autor: 
Mairem del Río
iStock
06 Dic 2017
Categorías: 
Bienestar
Fitness

 

Cada día recibimos una cantidad impresionante de información con respecto a la nutrición, pero entre esa oleada de datos aún persisten algunos mitos que todas nos hemos creído e incluso tus amigas más fit y saludables los repiten como si se tratase de leyes irrefutables.

Según la doctora Cynthia Sass, nutrióloga y autora del libro ‘Slim Down Now: Shed Pounds and Inches with Real Food, Real Fast’ (Adelgaza ahora: pierde libras y pulgadas con comida real, muy rápido), por lo menos una vez a la semana le llegan pacientes muy confundidos respecto a su alimentación y por eso decidió escribir un artículo para el portal Huffington Post en el que aclara los mitos más comunes a partir de la ciencia. 

 

Mito 1. Puedes solo “quemar” las calorías de la comida chatarra

¡Ojalá fuera tan simple! La calidad de lo que comes importa mucho, y el daño que causa la comida chatarra no se puede deshacer con ejercicio. Un estudio de 2015, por ejemplo, encontró que los aditivos artificiales de los alimentos procesados ​​pueden aumentar el riesgo de una persona de desarrollar enfermedades autoinmunes. Tratar de compensar una mala dieta con entrenamiento sale peor, porque la actividad física agrega estrés al cuerpo y sin una nutrición adecuada para recuperarse del desgaste, éste puede volverse más débil en vez de fuerte.

 

También: Así se hace la Dieta de las 19 horas para adelgazar sin rebote 

 

Mito 2. Puedes comer toda la proteína que quieras

Todas nos preocupamos por controlar la ingesta de grasa y carbohidratos, pero también podríamos estar exagerando con el consumo de proteínas. La proteína ayuda a reparar los tejidos del cuerpo, pero solo necesitas cierta cantidad para llevar a cabo dicha tarea. Cuando esa cantidad se excede, la proteína sobrante puede evitar la pérdida de peso y hasta provocar un aumento. Acude con un profesional para que determine cuánta proteína necesita tu cuerpo realmente.

 

Mito 3. Comer después de ejercitar cancela todos los beneficios de tu rutina

¡Falso! Las calorías que consumes después del ejercicio no se envían de inmediato a las células grasas. De hecho, es importante comer después de una sesión fitness, porque tu cuerpo necesita recuperarse. Debes ingerir alguna comida o refrigerio sano y rico en nutrientes para darle a las células la materia prima que requiere para repararse. Esto es clave, porque una buena recuperación te ayuda a desarrollar y mantener la masa muscular, aumenta el metabolismo y mejora tu condición física. Elige alimentos con suficientes vitaminas, minerales, antioxidantes, proteínas magras y grasas saludables, como una ensalada con salmón o frijoles y aguacate, o un batido de proteína con verduras, fruta y almendras.

 

También: 5 Razones por las que probablemente no estás perdiendo peso 

 

Mito 4. La fruta es tan mala como las golosinas

Existe la creencia de que como las frutas contienen azúcar es lo mismo que comerte un chocolate, pero eso no está ni cerca de la verdad. Un estudio reciente de Harvard descubrió que las personas que comían una ración diaria de fruta perdían media libra extra durante un período de cuatro años. Ok, no es mucho, pero ayuda. La fruta tiene importantes nutrientes, agua y fibra, y su azúcar natural está menos concentrada que en otros alimentos dulces. Además, la fruta puede tener un efecto más poderoso sobre la reducción de peso, porque puede reemplazar las golosinas, que tienen más calorías y azúcares procesados. Dos porciones de fruta al día son suficientes. 

 

Mito 5. Comer grasa engorda

A pesar de los mejores intentos de expertos en nutrición para acabar con esta idea, la fobia a la grasa aún existe. Mucha gente evita el aguacate o eligen productos bajos en grasa para no engordar. Lo cierto es que comer las grasas adecuadas es una estrategia inteligente para perder peso. Las grasas saludables pueden hacerte sentir satisfecha por más tiempo, y se ha demostrado que las grasas a base de plantas como el aceite de oliva, el aguacate y las nueces aumentan las hormonas que suprimen el apetito. También se ha demostrado que las grasas vegetales reducen la inflamación, aumentan el metabolismo y son ricas en antioxidantes. ¡Piérdele el miedo a la grasa!

 

También: Grasas vs. carbohidratos, ¿cuál es peor para tu dieta? 

 

Ahora que sabes un poco más, no seas egoísta y comparte esta información con otra chica confundida con su alimentación.

 

 

 

Horóscopos

Botón de suscribirte