5-errores-de-belleza-que-aceleran-el-envejecimiento

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

5 errores de belleza que aceleran el envejecimiento

Algunos hábitos pueden acabar con la juventud de tu piel más rápido

5 errores de belleza que aceleran el envejecimiento
Shutterstock
05/03/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Sabemos que el tiempo no se puede detener y el envejecimiento es un proceso natural e inevitable. Sin embargo, algunos hábitos pueden acelerar el proceso y agregar años a tu piel. Por eso, te decimos los errores que ya no debes cometer para extender tu juventud desde ahora.

La genética es responsable del envejecimiento de la piel solo en un 25%. El otro 75% está determinado por factores externos como el tabaco, el alcohol, la exposición al sol, la alimentación y otros malos hábitos.

 

Toma nota de los errores más comunes en tu rutina de bella y evita agregarte años:

1. Dormir maquillada

Esto no le ha quedado claro ni a la mismísima Kim Kardashian, quien confesó recientemente que se va a la cama con maquillaje. Esto provoca que los poros del cutis se tapen o se dilaten, y acumulen toxinas. Además provoca la aparición de machas y arrugas, deshidrata la piel y nuestras células tendrán dificultad para regenerarse. Es decir, que tu piel envejecerá prematuramente.

¡No te dejes llevar por la pereza! Solo pasa una toallita desmaquillante o un algodón con agua micelar para retirar tu makeup antes de dormir. También programa una limpieza profunda o una exfoliación una vez a la semana para eliminar todas las células muertas y toxinas, y recuperar la luminosidad de tu rostro.

2. Utilizar la crema incorrecta

En vez de untarte la primera crema hidratante que encuentres solo porque huele bien o porque te la recomendaron, debes elegir adecuada para tu tipo de piel. Por ejemplo, si la crema tiene más grasa de la que necesitas puede provocar la aparición de acné.

Los expertos recomiendan realizarse un análisis dermocosmético una vez al año. Con ese diagnóstico conocerás tus puntos débiles (arrugas, manchas, flacidez, etc.), para saber qué productos son ideales para ti y cuáles debes evitar.

3. No aplicarte crema para contorno de ojos

Cuando estás en tus Veintitantos crees que no la necesitas, pues son para mayores de 30 años, ¿no? ¡Error! La piel que rodea los ojos es la más fina de todo el cuerpo y es especialmente delicada, frágil e irritable. Esta zona sufre microcirculación perezosa y acumulación de toxinas, tiende a deshidratarse y tiene menos glándulas sebáceas. Por si fuera poco, sufre agresiones constantemente: sol, viento, contracciones musculares, maquillaje, desmaquillantes y más.

Todo hace que aparezcan ojeras, bolsas, flacidez y las temidas “patas de gallo”. La solución es tan simple como aplicar una crema para contorno de ojos para el día y otra para la noche. ¡Llegarás fabulosa a tus 30!

 

4. No usar protección solar siempre

Típico que solo te aplicas protector cuando vas a la playa o sabes que estarás bajo el sol. Incluso hay chicas que se confían porque tienen piel morena o están obsesionadas con andar súper bronceadas, y no lo usan ni siquiera en esas ocasiones. Tal exposición al sol provoca envejecimiento prematuro, arrugas y hasta cáncer.

Por eso, los dermatólogos recomiendan usar protección solar a diario durante todo el año, incluso cuando está nublado. No dudes en aplicarte una crema o maquillaje con un alto factor de protección solar (SPF). Un SPF 20 bastará para el día a día en los meses de menor radiación solar, mientras que en verano necesitarás un SPF 50 o superior.

5. No hidratar la piel grasa

Muchas chicas con piel grasa o mixta evitan usar cremas e incluso filtros solares, por miedo a los granitos. Sin embargo, aunque pareciera que la grasa natural de la piel es suficiente, en realidad podría estar deshidratada. De hecho, a  veces la falta de un buen hidratante provoca que la piel produzca más aceites para compensar, lo que agrava el problema.

Lo mejor es aplicar productos hidratantes con textura en gel, ‘oil free’ o libres de aceites, no comedogénicos ni oclusivos, y fórmulas con activos matificantes que ayuden a controlar el brillo, la producción de grasa y que afinen los poros.

Mira también: Los mejores suplementos antienvejecimiento que puedes tomar desde ahora

Tú decides si quieres llegar a los 30 años luciendo como veinteañera o como toda una señora mayor de 40.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play

Comparte en:

Notas relacionadas