unas-maltratadas

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

¿Uñas maltratadas?

¡No más! Tenemos la mejor solución

14/07/2014 | Autor:
Comparte en:

Un tema que nunca deja de preocuparnos es tener maltratadas las uñas. Opacas, quebradizas, rugosas, disparejas… en fin, hay muchos problemas que provocan que luzcan poco atractivas y nada sanas. Sin embargo, no todo está perdido, checa estas sencillas soluciones para que recuperen su brillo y fuerza natural y presume un manicure impecable.

Por Christin Parcerisa

Uñas quebradizas
Estas son las típicas que están tan débiles que se rompen con cualquier cosa. El problema se presenta principalmente a causa de una mala alimentación en la que hay una falta de minerales como el calcio. Es por ello que para fortalecerlas se debe de incorporar a la dieta diaria más verduras y frutas, además de aplicar esmaltes enriquecidos en calcio antes de pintarlas. Si el problema persiste sería importante consultar a un doctor para revisar que no se trate de algún padecimiento más grave.

Uñas que se abren en capas
Se trata de un padecimiento común que se debe al exceso de resequedad. Esto puede ser causado por el uso constante de productos químicos como la acetona. Para evitar que se generen capas primero debes de cortar las uñas en forma de curva, sin limar, y no pintarlas durante por lo menos 15 días. En ese tiempo sumérgelas cada noche durante 5 minutos en un tazón con aceite de oliva o de almendras templado y después sécalas suavemente con una toalla. No olvides complementar con una crema hidratante para las manos.

Golpes y moretones
Estos se generan a causa de accidentes, como los típicos 'machucones', y pueden causar problemas hemorragias debajo de las uñas que lucen de color morado y que pueden venir desde la raíz. Para curarlos debes realizar baños en una infusión tibia de manzanilla en la que muevas el dedo lastimado en círculos durante varios minutos. También puedes combinar esta curación alternándola con una combinación de agua tibia con abundante sal de grano.

Uñas amarillas
Éstas son una de las peores pesadillas y se pueden dar por usar mucho esmalte de uñas, por hongos o bacterias. Si el padecimiento se debe a estas últimas dos opciones lo más recomendable es acudir con un dermatólogo quien las tratará sin mayor problema. La curación suele ser muy rápida siempre y cuando no hayas dejado que pase mucho tiempo hasta que el padecimiento ya sea muy grave.
Si la causa es el uso constante de esmaltes puedes comprar un cepillo para limpiar uñas, tomar un poco de pasta de dientes con efecto blanqueador, frotar vigorosamente y enjuagar tus uñas. Una vez que notes que el color haya mejorado espera varios días antes de volver a pintarlas.

Tú, ¿cómo las cuidas?

Comparte en: