tips-para-repartir-gastos-si-vives-en-pareja

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Tips para repartir gastos si vives en pareja

¡Que el dinero no se convierta en un motivo de pelea!

Tips para repartir gastos si vives en pareja
Pexels
23/03/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Uno de los grandes dilemas a los que se enfrentan las parejas cuando deciden vivir bajo el mismo techo es cómo repartir los gastos. Para que el dinero no sea motivo de pleitos, aquí te damos algunos tips para manejar su presupuesto en común.

Detalles que tú y tu pareja deben tener para cuidar su relación

¡Toma nota!

1. Hagan un presupuesto

Es importante que antes de vivir juntos hagan cuentas de cuánto van a gastar en total al mes en renta, servicios, despensa y demás, para saber cuánto necesitan al mes y si pueden cubrirlo. Y si ya dieron el paso, nunca es tarde para poner orden.

2. Determinen qué porcentaje aportará cada uno

Es muy probable es que uno de ustedes tenga un sueldo más alto que el otro y lo justo es que esa persona aporte más a la casa. Calculen qué porcentaje de sus sueldos deberá ir destinado a los gastos comunes. Se recomienda que la renta no supere el 30% del sueldo de cada uno, mientras que el resto de los gastos de la casa estaría entre el 20% y el 40%.

Las nuevas reglas de las citas que tienes que dominar

3. Abran una cuenta en común

O un alcancía, pero comprométanse a depositar ahí la cantidad que les corresponde cada mes o quincena. Paguen todo de ahí y si llega a sobrar considérenlo como su ahorro para emergencias o para darse un gustito.

4. ¿Quién paga la diversión?

Cuando se trata de cenas, cine, viajes, paseos y otras actividades, éstos gastos pueden o no estar contemplados en los gastos en común, aumentando entre el 10% y el 20% extra a la misma. La otra opción es seguir la regla más básica: el que invita, paga.

7 Cosas que una mujer inteligente hace dentro de una relación

La cosa cambia cuando llegan al acuerdo de que sólo uno de los dos trabajará y el otro se quedará en casa, pues además de pagar todas las cuentas del hogar, también deberá destinar cierta cantidad fija para que el otro cubra sus gastos personales: transporte, ropa, antojos y demás.

La economía de pareja no tiene porqué ser un martirio ni un motivo de separación siempre que haya honestidad y confianza  por parte de ambos. 

Comparte en:

Notas relacionadas