la-gran-diferencia-entre-tolerar-tu-pareja-y-aceptarla

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

La gran diferencia entre tolerar a tu pareja y aceptarla

¡No caigas en la trampa!

La gran diferencia entre tolerar a tu pareja y aceptarla
Shutterstock
12/08/2018 | Autor: @20s
Comparte en:
 
Con tal de mantener una relación a largo plazo, muchas veces tendemos a aceptar algunas características particulares de nuestra pareja, mientras que otras apenas y las toleramos. Así que es muy importante encontrar esa pequeña diferencia entre aceptar y tolerar. 
 
“Cuando toleramos un comportamiento, seguimos enojados, frustrados y resentidos acerca de ello”, explica Kim Olver en su libro Los secretos de la pareja feliz, “Sin embargo, cuando llegamos a la aceptación, toda la negatividad desaparece, ya no hay frustración, enojo o resentimiento” y afirma que cuando aceptas a tu pareja tal y como es o esas ciertas cosas acerca de él, te llegas a sentir así: “Yo acepto esto que es parte de un paquete más grande que eres tú. Me doy cuenta de que a ti te funciona y acepto que es una de las cosas que conforman lo que eres y no quiero cambiarlo”. 
 
Por ejemplo, en una pareja donde uno es ahorrativo y el otro un gastalón, el ahorrativo tolera los gastos impulsivos de su pareja mientras que el otro tolera la codez de su media naranja. 
 
Y es que no porque un cierto comportamiento no coincida con tu forma de pensar eso lo convierte en un defecto que se tiene que corregir. Olver explica que “Cuando una persona puede mirar ese comportamiento tolerable y entender cómo le proporciona algo positivo, entonces realmente puede ir más allá de aceptarlo a apreciarlo”, explica la terapeuta y lo ejemplifica. “Por ejemplo, el gastador llega a apreciar que su pareja ahorre para el futuro y su preocupación por la seguridad, mientras que el ahorrativo aprecia la espontaneidad y alegría de su otra mitad”. 
 
 
No hacer ese trabajo de aceptación puede realmente matar el amor. Si alguien tiene un verdadero dealbreaker para ti y tú te mantienes en la relación de todos modos, siempre tolerarás ese comportamiento, lo que provocará resentimiento y desprecio.
 
Otro caso común ocurre con las cuestiones religiosas. "Digamos que eres un cristiano devoto y tu pareja es ateo. Puede pasar que tú realmente querías estar con alguien que fuera a la iglesia contigo y compartiera tus creencias, pero él se niega. Y quizá tu pareja tenga muchos otros rasgos maravillosos, pero este problema religioso sigue apareciendo.
 
Si no puedes respetar y aceptar las creencias de los demás, probablemente la relación no funcionará. Respetar las diferencias de los demás es clave cuando se trata de aceptarlos. Si puedes aceptar las diferencias de los demás y no intentar cambiar a la persona, hay una buena posibilidad de que puedas tener una relación armoniosa.
 
Y el trabajo es en ambos lados de la pareja, así que no te vendría mal empezar por lo que te toca hacer a ti. Recuerda que el objetivo es simplemente, fluir hacia la felicidad. 
Comparte en:

Notas relacionadas