VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

¿Estás en una relación tóxica?

Más común de lo que imaginas

29/09/2015 | Autor: Redacción
Comparte en:

Para ti, él era el hombre perfecto desde el inicio. Te enamoraste perdidamente, como nunca antes, y, al parecer, él también de ti. Su amor era como de película hasta que algo salió mal. ¿Te suena?

Es normal que en las relaciones amorosas haya problemas. Somos humanos y todos nos equivocamos eventualmente en la vida. Pero hay de errores a errores. Y definitivamente existen personas tóxicas que- hay de dos- nos lastiman o nos contagian de su toxicidad.

 

Para saber si éste es tu caso deberás plantearte los siguientes puntos:

 

  • Comunicación: la comunicación es la base de cualquier relación, incluso de las tóxicas. Cuando ésta es excesiva y raya en lo obsesivo debes tener cuidado, podría tratarse de un foco rojo.

 

  • Superficialidad: a pesar de la conexión tan fuerte que sientes con tu pareja, puede darse el caso de que no lo conozcas del todo bien. Claro, uno nunca termina de conocer a una persona. Pero hablando de los 'tóxicos', te darás cuenta de que los datos que te da sobre su vida no son tan profundos. Todo parecerá ser miel sobre hojuelas tratándose de él.

 

  • Posesividad: cuando nos entregamos sin medida en una relación caemos en el error de creer que que el otro nos pertenece. El exceso de emociones es un indicativo de que hay un problema.

 

  • Intensidad: lo peligroso es cuando ésta se da de manera espontánea, y no con un proceso largo. ¡Ojo! la intensidad desmesurada nunca es buena.

 

Siempre va a haber señales alrededor nuestro. Sólo es cuestión de identificarlas. 

Si estás en una relación tóxica y ya lo detectaste no te quedes callada. Muchas veces nuestra pareja querrá que guardemos silencio, sobre todo cuando hay violencia física, y hará muchas promesas al respecto. ¡No calles!

Tampoco debes cambiar para complacerlo. Si algo no te late, no lo hagas. Sé siempre firme con tus convicciones y tus valores. 

Para que tengas una relación duradera, sana y hermosa debes respetar a tu pareja y ponerle límites. En un abrir y cerrar de ojos todo puede cambiar, y debes estar con los ojos muy abiertos.

 

 

LD

Notas relacionadas