VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

¿Andarías con tu mejor amigo?

Checa el caso de Stefy y cuéntanos #TúQuéHarías

24/09/2015 | Autor: Miris Guerrero y Beni Salvador
Comparte en:

Al estilo Dawson's Creek

Chicos, les escribo porque estoy confundida. Desde la secundaria me llevo con un chico, se llama Pablo; no les diré que desde el principio tuvimos una súper amistad, más bien la hemos construido a lo largo de los años. Lo quiero mucho y confío en él, pero poco a poco me he dado cuenta de que dejé de verlo como amigo.

Al principio pensé que estaba confundida, o que quizá era la excesiva cercanía, pues todos los días platicábamos por whats, salíamos los fines o nos quedábamos en su casa a ver pelis. Trate de poner distancia para 'enfriar las cosas', pero me di cuenta de que de verdad me gusta. A lo largo del tiempo ambos hemos tenido relaciones, que por 'x' o 'y' terminaron. El problema es que no sé si decirle que me gusta, porque no quiero perderlo. Ya sé que yo tengo que decidirlo, pero tengo miedo, ¿qué hago?
Stefy

Miris: Querida Stefy,  es de lo más normal tener miedo ¿quién no lo tendría? El problema es que ese miedo jamás te dejará saber cuáles son los sentimientos que este chico tiene por ti. Te aconsejo que seas honesta, te armes de valor y se lo cuentes. ¡Ojo! No tiene por qué ser ahora, tú sabrás cuándo. Si de verdad son amigos, usa esa confianza que han construido para poner los puntos sobre las íes. Tal vez él sienta lo mismo por ti y podrían comenzar una relación; o tal vez él sólo te ve como amiga, lo que sin duda dolerá, pero al menos te ayudará a saber qué terreno estás pisando y darte chance de comenzar a ver a otros chicos. Si él no siente lo mismo, sé consciente de que será inevitable que la relación cambie, pues quizá ya no se sentirán tan cómodos juntos, pero si a ambos les interesa seguir con la amistad, el tiempo hará que las cosas retomen su camino. La clave es mostrarte madura y sincera con él, pero sobre todo, contigo misma. Como una amiga me dijo una vez: “La que no arriesga, no gana”. 

Beni: ¿Sabes? Dicen por ahí que “No sé puede tapar el Sol con un dedo” Hablamos del gran mito sobre la amistad entre un hombre y una mujer. ¿Cuántas veces no hemos visto, leído o escuchado sobre este tema? Y 'al final', es un gran amor con bases sólidas o un fuerte desamor que terminó con toda una vida de amistad. En lo personal creo que una relación así no es imposible, pero sí complicada, sobre todo si alguno comienza a ver al otro como 'el amor de su vida', pero no es correspondido. Es en este punto cuando el 'no interesado', comienza a distanciarse porque no quiere lastimar a la otra persona. Por otro lado, si los dos sienten lo mismo, es difícil decidirse a dar el paso. Te aconsejo que se sienten a hablar como verdaderos mejor amigos, sin secretos y con las cartas sobre la mesa; porque una de las peores cosas que podemos hacer los seres humanos es suponer. No olvides que “A veces las cosas que no quieres oír son las que más necesitas escuchar".

Si tienes algún problema relacionado con el amor, cuéntanos tu historia, escríbenos a [email protected] o utiliza el hashtag #DivánDelAmor.

 

Notas relacionadas