lo-que-nunca-debes-decir-en-la-primera-cita-de-una-dating-app

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Lo que nunca debes decir en la primera cita de una dating app

Y si te las dicen: ¡huye!

Lo que nunca debes decir en la primera cita de una dating app
Shutterstock
07/03/2019 | Autor: AdoptaUnChico.com.mx
Comparte en:

Entras al bar. Por más que quieres ocultarlo, las piernas te tiemblan ligeramente. Echas una mirada de reojo para identificar su cara, la cual has visto sólo en fotografías. Después de una vuelta por el establecimiento, encuentras a tu date. Tragas saliva y te acercas.

Estuviste días o semanas esperando ese momento. La primera cita es un acontecimiento súper importante, pues a veces sólo esa ocasión puede determinar si evolucionará la situación o si no se vuelven a ver. El encuentro es incluso más emocionante si se conocieron en una dating app.

“El paso de los mensajes en una plataforma virtual a un encuentro en vivo es un acontecimiento importante. Algo que nos preocupa es tener una buena conversación en la primera cita, ya que eso construye la química. De eso depende si vuelven a quedar o no”, asegura Rocío Cardosa, Project Manager de AdoptaUnChico. “En ese primer acercamiento, tus comentarios y los de la otra persona pueden funcionar como un arma de doble filo”, agrega.

Es por esto que la experta nos comparte cuáles son las frases y temas que debes evitar a toda costa, en específico cuando conociste a tu ligue en una aplicación de citas, todo para que no te apliquen la de “thank u, next” y consigas quedar para una segunda ocasión. 

1. El ex que lo sabe todo

Debería ser una regla universal irrompible que NO se habla de los ex cuando sales con alguien nuevo, sobre todo las primeras veces porque la situación se puede volver incómoda. Evita a toda costa, de ser posible, mencionar tus relaciones pasadas o tratar de indagar demasiado en la vida amorosa de tu cita. Van ahí a conocerse entre ustedes, no su historial.

Alerta roja: si te dice que su ex se puso mal porque le contó que te conoció en una app y quedó de salir contigo, huye. Esa relación de dependencia y control no augura nada bueno. Existe la posibilidad de que sólo haya creado una cuenta para molestar a su antigua pareja.

2. Las fotografías no siempre dicen la verdad

Es un hecho que cuando abrimos un perfil queremos mostrar nuestra mejor cara, por lo que nos echamos un clavado a nuestra biblioteca fotográfica para sacar a la luz los ángulos que más nos favorecen. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. Debemos estar conscientes de que la gente se puede ver muy diferente. Por eso, cuando quedas para la primera cita, puede ser que no te encuentres con lo que esperabas. La mejor solución es no crear expectativas y dejar que fluya, pero si ya te decepcionaste, por nada del mundo vayas a decir algo como “te ves muy diferente en tus fotos” o “pensé que eras más (inserte cualquier adjetivo)”. Ahórratelo.

Alerta roja: si te dice que te ves más delgado(a) o guapo(a) en la plataforma, no solamente es alguien con cero tacto y pocos modales, sino que sabrás que el físico es probablemente su prioridad. Pregúntate: ¿necesitas a alguien así en tu vida?

3. Los besos apasionados prematuros

Las personas usan este tipo de aplicaciones para diversos fines: conocer gente, hacer amigos, encontrar una pareja o sólo tener una noche de diversión. Todas son válidas por igual, siempre y cuando te sientas cómoda. Sea cual sea tu objetivo, algo que se verá muy mal en cualquier contexto son los comentarios y alusiones sexuales directas. No es que no puedan coquetear en su encuentro sobre aquellos besos ardientes que tal vez desean, pero la peticiones explícitas, los comentarios de mal gusto y la presión pueden hacer que todo se arruine.

Alerta roja: si es la primera cita e insiste que vayan a un lugar más privado o que tengan algún tipo de contacto que tú no deseas, vete. Recuerda que no le debes nada. Al contrario, si la conversación fluyó naturalmente a ese cauce y a ti te late, sólo ten mucho cuidado y mantente alerta. Recuerda que no conoces tanto a la persona.

4. Te encontré hasta en LinkedIn

Cuando haces click con alguien en una aplicación, es normal querer verificar si esa persona existe y si efectivamente es quien dice ser. La ventaja es que en estos tiempos, no resulta tan complicado rastrear a alguien, sobre todo en redes sociales, y hasta es recomendable, porque es un tipo de seguro para ti. Lo que no está padre es que saques ese tema en la plática la primera vez, mucho menos que le preguntes sobre las cosas que encontraste. Conserva la calma, no quieres que esa persona piense que eres un stalker.

Alerta roja: si te menciona las redes en donde te encontró o comienza a hacerte preguntas específicas sobre personas que te escriben, tipo “quién es el que te puso…”, no parece buena idea que se sigan viendo. No vaya a ser que resulte como Joe de la serie You y rastree cada movimiento que haces en redes. ¡Qué miedo!

5. Eres mi mejor date hasta ahora

Como mencionamos antes, existen diversas razones por las que las personas se vuelven usuarios de este tipo de apps, pero sin importar tu cometido, nadie quiere saber que estás hablando o viendo a 10 personas más que conociste en la plataforma. No significa que tengas que engañar a tu cita y hacerle creer que tiene un lugar único en tu vida. Se trata de respetar y no hacerle sentir que es uno más del montón. A ti no te gustaría que te hicieran eso.

Alerta roja: si te pregunta si has salido con otras personas de la app, no le respondas, es tu vida personal. Si, por otro lado, se pone a hablar de sus ligues, es evidente que te está mandando una señal de que no eres nada especial y que probablemente te quiere para pasar el rato. Evalúa si eso concuerda con lo que tú quieres.

Recuerda que lo más importante es disfrutar de las nuevas formas en las que la tecnología nos permite construir relaciones sin dejar de lado la importancia del autocuidado.

Acerca de AdoptaUnChico

Fundada por los emprendedores franceses Manuel Conejo y Florent Steiner, AdoptaUnChico ha seducido ya a más de 21 millones de personas en todo el mundo, contando con el mismo número de mujeres y de hombres entre sus usuarios. Con un concepto simple como la clave de su éxito, basado en la inversión de roles, la marca continúa su desarrollo internacional en diez países y en dos continentes, manteniéndose femenina, anticonvencional y un tanto transgresora. La versión mexicana fue lanzada en diciembre de 2013.

 

Comparte en:

Notas relacionadas