Suscribete al boletín

Ingresa a continuación tu nombre y tu email y recibe las últimas novedades de Veintitantos

¡Muchas gracias por suscribirte!

Esperamos que disfrutes todos los contenidos que tenemos para ti

Salud
18 de Febrero

Consultorio sexual: tus dudas resueltas

Esta semana hablaremos del impacto de los afrodisíacos en tu placer.

La última vez que tuve relaciones con mi pareja, no logré excitarme y creo que él tampoco. Lo platicamos y suponemos que se debió a que estamos agotados por nuestra rutina de ejercicio semanal. Temo que esta situación se repita. ¿Sería bueno tomar alguno de esos productos que anuncian para mejorar el desempeño sexual? ¿Hacen daño? No sé cómo hablarlo con mi pareja y que no se moleste.  



La situación que nos comentas es frecuente. No son pocas las personas que esperan que las relaciones sexuales estén siempre acompañadas de fuegos artificiales, de una gran emoción, y de un placer desbordante en todos los sentidos; pero la verdad es que no siempre sucede así y esta expectativa no debe regir una relación de pareja.

Los productos que promocionan los medios (sin importar las marcas), no son más que vitaminas y complementos naturales que quizá pueden ayudar pero se corre el riesgo de hacerse dependiente y llegar a pensar que una sexualidad plena está sujeta a la ingesta de este tipo de sustancias.

Los estimulantes energéticos a los que haces referencia, así como los mariscos o cualquier alimento o fármaco que culturalmente identificamos como afrodisíaco, no hace ninguna diferencia si la finalidad en una relación es el placer, la sensación que se produce al compartir nuestra intimidad con la persona que amamos. Pudiera parecer cursi o trillado, pero como dicen por ahí, “no hay mejor afrodisiaco que el amor”, y creo que tus inquietudes -y las de tu pareja- deberán orientarse en este sentido ¿qué sienten realmente el uno por el otro?, ¿cómo se encuentra su relación en este momento, en términos de compromiso y estabilidad?, ¿qué lugar ocupan las relaciones sexuales en su relación de pareja?

Lo que definitivamente sí es importante es que lo platiquen y trabajen muy seriamente en la confianza y en el diálogo que una relación implica (ningún tema debe molestar u ofender, si se toca de la manera adecuada). Recuerda que antes de que se complementen en la intimidad es mucho más importante sentirse unidos en lo psíquico-emocional y en lo espiritual. 



Dr. Víctor Topete, médico gineco-obstetra y especialista de TAD (THINK · ACTION · DEVELOPMENT) en Salud Sexual.
www.tad.org.mx
FB ThinkTad
Tw @ThinkTad